Nutrición Clínica Personalizada

Esta mañana me ha hecho mi chico esta foto y me he acordado tremendamente de tí y de la que te mandé en la piscina el verano pasado que usaste como comparativa del antes y después.
Y he sentido que tenía que agradecértelo una vez más.

Sigo comiendo sano aunque de manera flexible (he aprendido a no obsesionarme porque la ansiedad es algo que no me ha terminado de abandonar nunca). Meto de vez en cuando pan, dulces y alguna guarreria y me permito días en los que no me preocupo de las calorías.
Pero todo con control. Y con cabeza. Y ahora mucho más que tengo más conocimientos gracias al módulo.

Me apasiona el gimnasio (he hecho 1 año ya, no fallo) y soy consciente de lo que como. Cocino todos los días y aunque no termina de apasionarme (como ya te dije) lo hago con gusto.

He acabado con unas notazas el primer año de dietética y he conocido de paso a una persona maravillosa en el módulo (que ahora es mi pareja y con la cual comparto intereses, tanto en el ámbito de la dietética como en el del deporte).  Por cierto, le he llevado por el camino vegano  🙂

Todavía recuerdo cómo el primer día te contaba que era imposible para mí acabar nada y últimamente no paro de hacerlo y de crecer con cada cambio.

Gracias porque de una manera u otra participaste en este impulso de cambio y logros. No sé cómo lo haces pero oye, funciona!

Un besazo enorme!!

Aunque por aquí parezca que no estoy activa lo estoy y es que este año ha venido cargado de cambios (y los que quedan) y no me queda otra que adaptarme.

Pero no quiero aburrirte con mi vida, esta vez escribo para presentarte a una persona que vino hace unos meses a consulta para empezar a ocuparse de sí misma y ver si yo la daba ese empujoncillo que muchas necesitáis. Pues bien, ella es Almudena y ha sido de esos casos que yo como su nutricionista, he sentido un poco de vértigo, por su ritmo y su compromiso porque en realidad parece que todo haya fluido desde el principio, parece que haya sido fácil (cuando sé que no lo es) y por eso yo misma sentía miedo al verla cada consulta tan cambiada. En ocasiones he tenido la mala suerte de ver en otras personas como la balanza se inclinaba hacia el lado opuesto al sobrepeso y creédme que no hay nada que me haga sentir peor que contribuir a ello.

Almudena tras 3 meses de conseguir su peso sigue manteniéndose y es que aquí no hay magia, se trata de ocuparse se sí mismo, desde el punto emocional, ejercicio y nutricionalmente.

No me enrollo más os paso su testimonio:

“Para ser honestos diré, que el primer día de consulta fuí sin esperanza ninguna y porque me había comprometido con una amiga mía a ir. Digamos que no estaba en el mejor momento de mi vida, que pensaba que la comida era mi único medio de escape y que no intención ninguna de cambiar mis hábitos. Destacar que mido 1,65 y que mi peso cuando acudí a consulta eran 83 kilos.

Cuando salí de la consulta de Mª Ángeles, algo en mí cambió. Entendí que la comida no era mi medio de escape, sino todo lo contrario, era mi perdición.
Sufría migrañas y dolores de cabeza varias veces a la semana. Estaba deprimida todo el tiempo y no tenía fuerzas para hacer una actividad diaria normal.
Seguí todas las pautas que me propuso, incluso empecé a andar todas las mañanas. Más tarde, comencé en pilates, en yoga y en diversos ejercicios de intensidad más o menos moderada.

Ahora mi vida ha cambiado por completo. Voy al gimnasio 5 días a la semana una media de 2 horas (odiaba el deporte).
Después de 5 meses, peso 58 kilos. Lo digo para que se refleje el avance, no porque el peso hoy en día me importe lo más mínimo. No tengo migrañas, ni dolores de cabeza, no me fatigo y tengo muchísima energía.

No esperes una dieta que va a durar un par de meses. Mª Ángeles te ayuda a redescubrirte, te ayuda a aprender a comer según tus necesidades, intolerancias o alergias (si es que las tienes), a coger unos hábitos y unos pilares fundamentales para hacer tu vida más sana permanentemente en el tiempo.

Os mentiría si os dijera que ha sido difícil, porque mi vida ha mejorado tanto que no me cuesta mantener los buenos hábitos.
Sin duda, el cambio estuvo en mí, porque quise, porque me ví capaz. Pero si no llego a recurrir a ella para que me enseñara a nutrirme y a cómo hacer las cosas me hubiera perdido y abandonado en el camino como muchas otras veces.

Así que desde aquí, muchísimas gracias Mª Ángeles, por ser una nutricionista implicada y actualizada. Sigue cambiando a mejor tantas vidas.”

Este es un ejemplo de que sí se puede, influye mucho el momento vital en el que te encuentres y no debemos compararnos con nadie, vale? Sé que hay muchas personas que se quedan a medio camino y solo quiero deciros que NO PASA NADA!! no es medio camino, es donde tienes que estar en base a tu situación actual. No debemos compararnos con nadie porque cada una de nosotras somos diferentes y únicas y los procesos son diferentes y únicos.

Solo aprende y acepta, coge fuerzas para el siguiente empujoncito pero sobre todo no te machaques porque eso hay que dejar de hacerlo YA.

Vamos avanzando juntas ♥

Te cuento porqué es un error creer que la autoestima mejorará cuando logremos tener un peso más bajo.

La gran mayoría de los clientes/pacientes cuando les pido que escriban y reflexionen sobre susmotivos para querer bajar de peso me comentan la tan común pretensión:

“quiero ganar autoestima, verme mejor”.

¿Quién te asegura, que el hecho de pesar menos conlleva a una autoestima de fuego?

Ésto puede significar que las personas que estamos en nuestro peso, ¿somos más “fuertes interiormente o que por naturaleza nuestra autoestima se nos ha dado? ¿Peso saludable ≈autoestima alta?

¿Acaso no piensas hoy, que si tuvieras el peso que tenías a los 20 años, estarías muy bien y muy feliz? Y resulta que en aquel entonces te veías mal, gorda, fea…

¿No será una ilusión, el pensar que más delgadas nos sentiremos más felices?

¿No será que nos machacamos con la creencia de que no somos lo suficientemente atractivas seamos gordas, seamos delgadas, tengamos caderas, no las tengamos, tengamos pelo rizado o liso, piel clara u oscura, pecas o no pecas…?

Si hoy no te valoras, ¿porqué sí te vas a valorar con un menor peso?

Nos encontramos ante una trampa de la mente. Nos creemos que nos sentiremos mejor cuando consigamos ese algo externo a nosotros. Pero esa ansiada paz llega cuando nos aceptamos tal y como somos, es decir por dentro, no por fuera.

Hemos de abrazar a nuestra niña. María, Eva, Paula, Vanesa, Ingrid, Estefanía, Reme, Mª Jesús… esa pequeña que hemos descuidado persiguiendo estereotipos, desvalorado, comparado y negado. Hemos querido que no sea como es y ésto genera una lucha contra ti misma que no puedes vencer hasta que te aceptes tal cual eres.

niña interior

niña interior

Visualiza a tu niña y abrázala, perdónala porque no es perfecta pero siéntela como única que es. Eres preciosa tal cual y juntas podéis llegar tan lejos…

¿Qué puedes hacer hoy mismo para que tu amor hacia ti misma empiece a ganar protagonismo? 
¿Qué puedes hacer hoy mismo para sentirte atractiva, tal cual eres?

Esfuérzate hoy en quererte y de manera natural querrás cuidarte.
Y cuidarte es permitirte estar sana tanto física como emocionalmente.

Amarte es respetar tu cuerpo con alimentos que te hacen bien, con actividades que te suman experiencias, con relaciones que te respetan…Mª Ángeles Díaz

Amarte hoy implica alcanzar tus metas porque tú lo vales y lo mereces; no por obligación de tu pareja, madre o nutricionista.

¿No crees que es un enfoque totalmente distinto y más pro activo?

Ánimo, vivimos para alcanzar y expresar nuestro máximo potencial.

Con amor ♥ Mª Ángeles Díaz

Esta entrada es bastante personal. Quiero que veas que detrás de mi marca enformaSana, me encuentro yo, Mª Ángeles, una persona normal y corriente. Trato de encontrar mi equilibrio en todos los sentidos. He dejado de querer contentar a todos. Yo soy responsable de mi al igual que tú eres responsable de ti.

Te voy a ser sincera, salir de la zona de comodidad por muy incomoda que sea da miedito.

Digo adiós a un 2016
dejando atrás una etapa de estar a medias e hiperactiva, entre consultas de Madrid, de Toledo, de Sonseca, online, tratamientos, máster en nutrición clínica con trabajo fin de máster que casi me mata (literalmente casi acabo loca), programa de dietas actualizado, contabilidad, ajustar agendas, responder emails ... y por si fuera poco, siempre queriendo tener una web actualizada con contenido de calidad y fotos de comida que enamoren y alimenten solo con mirarlas...

Dejo atrás un año en el que he conseguido hacer deporte en casa durante 4 meses seguidos!! todo un logro para mi que ya llevaba tiempo sin poder hacer nada.

Dejo atrás un año de crecimiento personal. Gracias a mi terapeuta, "recordé" mis capacidades y el valor que tengo, no más que nadie pero tampoco menos.
Tanto ajetreo fuera iba al compás de mis emociones alborotadas. ¿Donde está mi calidad de vida? La sensación de estar agotada iba en aumento.

Dejo atrás un año de pérdida. Mi mascota Katy nos dejó para volar detrás de las nubes. Así es como me imagino a mi pelusita gris. Puede parecer una tontería, sobre todo si no tienes mascota que te alegre tu vida. Para mi no lo és y cuando estás hasta arriba ésto te duele aún más. Al final es una pérdida igual que otra: dejas de sentirla, verla, tocarla, olerla. De repente ya no está. Cuando se fue, me arrepentí de no haber podido disfrutar con ella más tiempo. Sentí rabia hacia el trabajo, que nos impide pasar más tiempo con nuestros seres queridos.
Dejo atrás un año de decisiones conscientes. Voy con miedo pero con dos ovarios, he dejado las consultas presenciales de Madrid. He dejado esa seguridad que tanto me ha costado conseguir, para lograr tener calidad de vida y poder aportar mucho más y de una manera más en consonancia conmigo misma.

Siento mucha penita por no volver a ver a Teresa, a Belén, a Cristina, a Benjamín y Carmina, a Begoña, a Alicia, Bárbara, Gregorio, Rosana, Alba, Almudena, Fabiana, Elena, Raquel y Angelines, Amaia, a Víctor, Javi, Rocio, Rubén, Olga, Alex (cuanto voy a echar de menos nuestras conversaciones)... son tantas las buenas personas que he tenido la suerte de conocer en Madrid que solo me sale daros las Gracias.

Comienzo el 2017 saliendo completamente de mi zona de confort. Voy a por todas con la web, tengo tantas ideas que compartirte, tantas recetas saludables, tanta información de nutrición que contarte... que me siento cada día más entusiasmada y con menor vértigo.

Y ya voy dejando de escribir, que vaya parrafada que llevo. 🙂
Solo una última cosa. He confeccionado MI MANIFIESTO. Se trata de un escrito que me impulsa a seguir avanzando.

Quiero compartirlo contigo incluso puede que te sirva de idea para escribir el tuyo propio.

Creo que la vida es más que trabajar, creo que hay que enfocarse y crear ese ambiente que te permita sentirte en paz, que aportas a los demás sin olvidarte de ti misma. Me siento muy agradecida 😉

Las fiestas han llegado a su fin, el Año Nuevo recién comenzó y con ello la vuelta a una alimentación adecuada...Así como la rutina de trabajo, de cole, etc., Pero... ¿Te cuesta centrarte y que vuelvan las ganas de cuidarte? Te traigo los 5 tips para motivarte al cambio. Con ellos tu motivación va a aparecer como por arte de magia.

Pero antes déjame que haga un aporte del Coach Sistémico Jose Josan que me ha encantado sobre las etapas de adquirir nuevas habilidades.

Porque para hacer cambios en nuestro estilo de vida o en nuestra salud, debemos de tomar conciencia sobre los hábitos que tenemos instaurados y que surgen de manera automática, así como cuales son esas otras habilidades o competencias que debemos empezar a trabajar que estén más en sintonía con lo que queremos conseguir.

Para desarrollar esas nuevas habilidades o capacidades, existen 3 etapas:

La 1ª empieza en tu CEREBRO

1.- Tu parte cognitiva y analítica, el objetivo es: CONVENCIMIENTO de lo que harás.

2.- El siguiente paso es que llegue a tu CORAZÓN

Tu parte emocional, el objetivo es generar: COMPROMISO con lo que decidas hacer.
Las dos primeras etapas, no son muy complejas pero si sólo llegas a la segunda… nada pasará.

3.- La tercera es crítica, es llegar al MÚSCULO para comenzar los cambios, el objetivo es: ACCIÓN.

Todo cambio o mejora comienza con el convencimiento de quererlo o necesitarlo. Con éstos 5 tips quiero ayudarte a ello.

Escribe en un folio en blanco todos los beneficios que ganarás al bajar de peso o mejorar tu estado de salud. Intenta anotar más de 10. Tipo:

Escribe en un folio en blanco todos los beneficios que ganarás al bajar de peso o mejorar tu estado de salud. Intenta anotar más de 10. Tipo:

-> porque tendría más agilidad
-> porque estaría de mejor humor
-> porque me pondría ropa más bonita
-> porque en el caso de sufrir S. Intestino Irritable, no tendría urgencia de buscar un baño…

De esos 10, subraya los 3 que más impacto positivo genere en ti.
Anótalos en una tarjeta y léela a diario un mínimo de dos veces.

Coge esos tres beneficios que más impacto positivo te generen y sé creativa. Escríbelos en posits de colores y pégalos por donde menos te lo esperes. Son mensajes derechos a tu subconsciente. Cuando veas uno de ellos léelo con atención y pausadamente, date solo 2 minutos para hacerlo.

Rescata una foto tuya reciente, vale de esta última Navidad.

Imprímela y ponla visible, que la puedas ver a diario. No la esquives, mírala. ¿Te gusta? ¿Te ves feliz?

Rescata otra foto tuya en el pasado. Una foto donde te veas feliz, sin síntomas digestivos desagradables ni peso excesivo.

Esta foto ponla muy visible. Es la imagen que nos sirve para poner dirección a tu subconsciente.

Y por último, busca un objeto, ya sea una prenda de vestir, como unas zapatillas, lo que sea, que te inspire hacia ese futuro que quieres conseguir.

Tenlo visible y permítete a diario 2 minutillos de reflexión e imagínate realizando eso que representa el objeto que has elegido.

Si realizas algunos de estos 5 tips que te he compartido durante unos días siendo sincera con tus emociones, estoy segura que dentro de muy poco estarás más que lista para cumplir tu sueño de caminar hacia una vida que te permita sentirte más plena y feliz.

Si te han gustado mis palabras o tienes alguno más para completar mi propuesta, puedes dejarme tu comentario, estaré encantada de leerte.

Con amor, Mª Ángeles 🙂

¿Sábes? No eres tu cabecita.

Eres mucho más que tus pensamientos.

Eres quien observa y decide si ve la botella medio llena o medio vacía.

Tú decides si alimentas que el mundo es negro, que engordas con facilidad, que por una vez que lo comas no pasa nada… o si alimentas aquellos otros pensamientos que te hacen ver opciones, acercarte a tus objetivos.

Quieres sentirte con energía, atractiva, tonificada, libre de culpa, con control en tus comidas, fuerte en tus decisiones, quieres ser feliz, quieres sentirte fuerte, decidida…

Cierra los ojos he imagina que en la mano izquierda tienes una botella medio vacía. Mira a tu otra mano, sostienes otra botella, ésta medio llena.

¿Qué QUIERES elegir?

Se trata de una DECISIÓN tuya.

Se trata de no olvidar que tu decides hacia donde vas.

Por supuesto existen condicionantes y creencias que pueden distorsionar tu visión.

Pero… solo por hoy, decide de manera consciente sobre tus pensamientos.

Rompe la inercia.

Ese… “no puedo hacer nada”, elimínalo de tu cabeza.

Porque es simplemente MENTIRA.

Sé consciente de si eliges una u otra botella, cede a ese trozo de pan que ha sobrado o sigue caminando con ímpetu hacia tu objetivo: SER TU MEJOR VERSIÓN.

Con amor, Mª Ángeles

Todo empieza por el amor por uno mismo

Cuando voy a la nevera, no pienso, sólo voy y me como todo lo que hay dentro. Empiezo con una manzana, le sigue un yogur, una galleta… pero como en mi cabeza lo que quiero comerme es el chocolate, me como todo lo que pillo y termino comiéndome el chocolate, que sé que está guardado en el último cajón” 
Pienso… ¿es mejor hacer ésto, o ir directamente a comerme el chocolate?

¿te ocurre a ti también?

¿Sabrías decirme qué pensamiento precede al movimiento de ir a la nevera?

Si no crees que haya pensamiento…

¿Crees que es un comportamiento automatizado?

¿Qué ganas más allá del sabor, textura…?

Eso se llama… placer, tus endorfinas se disparan y tu tensión se relaja.

¿De donde podría venirte esa tensión? ¿Detectas alguna necesidad no satisfecha? ¿Sientes que no eres valorada en tu trabajo, tus hijos te tienen hasta el moño, alimentas tu vida de valores que te suman, qué tal tus relaciones…?

En muchas ocasiones esa tensión es emocional y tras comerte ese chocolate volverás a sentirla, porque estás intentando apagar el fuego con la herramienta inadecuada. Muy posiblemente después a tu tensión se le añadirá alguna similar a éstas:

… para qué me lo he comido.
… ya he cedido en mi compromiso conmigo misma.
… así no avanzo.

Piensa cómo hacer a tu mente desfogar de esa tensión:
… haciendo ejercicio?,
… haciéndote valer en tu trabajo?,
… dí lo que piensas, no te lo quedes
… haz actividades con tus hijos que os una, relaje y eduque
… permítete hacer actividades con las que disfruta, más allá del trabajo, la casa y sus hijos

Tu alma te pide crecimiento, avanza con amor hacia tu mejor versión.

Con amor, Mª Ángeles

Existen muchas corrientes e ideas sobre cual es la comida adecuada al ser humano. Cada una de ellas con su base científica, hace más complicado aun sacar conclusiones.

La Dieta Mediterránea con sus productos de la huerta, su tomatito en pan y aceite de oliva virgen extra; esas legumbres a fuego lento durante toda la mañana…

La Dieta Oriental, de la que cada vez nos vamos impregnando más con los productos a base de soja, algas, miso…

La tan actual Dieta Paleo que nos rompe todos los esquemas aprendidos hasta ahora. Y es que este nuevo paradigma de la alimentación se está abriendo hueco desde lo más alto ya que sus adeptos son fiables profesionales, médicos, científicos, fisioterapeutas y poquito a poco nutricionistas como yo. Esta manera de comer y de vivir, pone énfasis en el contacto con la naturaleza, comer alimentos que han sido criados en su estado natural, “sin plásticos”. Carne, frutas y verduras ecológicas, dulces caseros con edulcorantes naturales como es la stevia… Respetar los ciclos del propio cuerpo, tomar el sol…

Claro, llega un momento de saturación total de información, y me pasa hasta a mi.
Yo lo tengo claro: NO EXISTE UNA ÚNICA VERDAD VÁLIDA PARA TODO EL MUNDO, igual que no existe una única forma de comer perfecta para todos.

Lo más importante es escuchar el propio cuerpo. Esa comunicación que muchos hemos olvidado, (yo también estoy recuperándola, jeje).

Nosotros los profesionales podemos saber sobre como funciona el cuerpo, sobre las propiedades de los alimentos… pero al final tú eres el que tiene que “SENTIR” que esas recomendaciones tu cuerpo las acepta.  Es una cuestión de aprendizaje y respeto por ti mismo.

Ya sabes, planteate si es o no el momento de dejar de hacer las cosas por hábito, ¿qué ocurrirá si hoy en lugar de desayunar tu leche con pan refinado, cambias a un triturado de frutas de temporada  y un par de huevos cocidos? Imagínate que te permite rendir más en toda la mañana, en lugar de sentirte a las 2 horas con hambre de nuevo.

¿Te anímas a romper un hábito? Cuentame cómo te has sentido

Ya llega el buen tiempo, el solecito y las tardes más largas.

Los abrigos dejan de ocultar y no hay manera de disimular los kg que hemos añadido a los que ya teníamos del año pasado.

–Me tengo que poner a dieta– es lo que se dicen muchas personas en esta época, y los hay que prefieren esperar a que pase el arroz con leche y las torrijas que se avecinan.

Pero… ¿funcionan las dietas por sí solas? Sí claro que funcionan, en la mayoría de los casos, en el momento que reducimos la ingesta nuestro cuerpo tiende a perder peso, al menos a corto plazo. Hay cuerpos que tienen la “suerte” de conseguir adelgazar simplemente reduciendo la ingesta.

Y ¿qué ocurre al cabo de 6 meses o 1 año? ¿Conoces a alguien que haya sufrido el efecto yo-yo? Porque yo sí.

¿Por qué seguir haciendo lo mismo año tras año? Estos son los 4 errores que te harán volver a recuperar tu peso y lo que puedes empezar hacer para que el efecto sea otro:

Si has hecho dieta sin deporte

Planteate este año meter una rutina adaptada a tu condición física.

Si hiciste muchas dietas... con recomendaciones que ni tú entendías, este año implícate, aprende, sé curiosa, pregunta a tu Nutricionista.

Si has ido acumulando dietas desde años, este año pide a tu Nutricionista que te enseñe.

Hasta que tú no te comprometas, tu situación no va a cambiar.

Si en otras ocasiones la impaciencia se apodera de tí y lo único que quieres es perder rápido y si no es así volver a tus anteriores hábitos…

Piensa: ¿Qué has obtenido?

Tal vez este sea el mejor momento para pensar sobre tu relación con las dietas.

Hacer cualquier dieta solo con el objetivo de estar estupend@ en poco tiempo sin mirar más allá y sin sacarle todo el partido a esa motivación inicial, es una gran pérdida de tiempo, de dinero y de salud.

Cuéntame, ¿qué error de estos que te comparto no volverás a repetir?

Con amor, Mª Ángeles

Os dejo con la mini entrevista:

1. ¿Qué te parece el tratamiento que estás llevando a cabo en enformaSana?
Para mi el tratamiento que estoy llevando a cabo es todo un descubrimiento, una forma diferente de perder peso. Es una dieta que me hace sentir cómoda porque se adapta a mí, consiguiendo no sólo cambiar mis hábitos alimenticios, sino la manera de ver la vida.

2. ¿Qué has aprendido en enformaSana?
He aprendido a conocerme más, a preguntarme sobre los motivos y causas de los problemas con la comida. Es por estos motivos y por muchos otros, por lo que tengo un conocimiento más amplio sobre mi persona.

3. ¿Qué obstáculos has vencido?
He vencido el pánico a mi peso y he sido capaz de hacerlo público a los demás. No me siento enjuiciada e identificada por mi peso.

4. Si das un salto al futuro ¿cómo te ves en tu día a día, cómo es la alimentación en casa, cómo están tus emociones…?
En el día a día me veo aún pendiente de la comida, para no sobrepasarme, no debo bajar la guardia, pero sin obsesionarme en ningún momento.
Me veo con una alimentación sana, basada en verdura, fruta y algún dulce en la despensa.
Las emociones que tengo son de tranquilidad y seguridad.

5. ¿Qué le dirías a una persona que está ahora en la misma situación que tú al inicio del tratamiento?
*Nota: aquí yo re-formulo la pregunta y más bien me centro en aquella persona que se encuentra en una situación como la mía y no sabe qué hacer o que tratamiento debe seguir.
Yo la diría, que es una manera muy diferente de comenzar una dieta, porque este tratamiento es una forma de conocerte. No solo cambias tus hábitos alimenticios, sino que cambias aspectos de tu personalidad. Por tanto, no es un cambio de aspecto físico sino un cambio de pensamientos, creencias y opiniones sobre uno mismo. Porque no hay mayor cambio que aquel que se origina en tu interior para después verse reflejado al exterior a través del aspecto físico.

Gracias Maribel por permitirte el CAMBIO.
enformaSana · Nutrición Clínica Personalizada
Nutrición Funcional para recuperar el estilo de vida
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram