enformaSana - Nutrición Clínica Personalizada

¿Te imaginas levantarte y tener estas magníficas Muffins Saladas listas para tomar?

Desde que he decidido centrarme en una temática concreta dentro del campo de la nutrición, no dejo de ver opciones, que antes estaban pero que no veía.

Es lo que me ha pasado con estas Muffins. Las he adaptado de la "pagina de facebook Riquísimo", y las puedes tomar sin preocuparte por tu intestino irritable.

Es verdad que para mi unos huevos revueltos o cocidos son más rápidos y es la opción que más repito a  lo largo de mi semana, junto con fruta de temporada y café o té con jengibre.

Pero también es verdad que apetece mucho probar otras formas de cocinar los alimentos para descubrir otros sabores, otras combinaciones... y alegrar nuestros ojos y gusto con algo nuevo.Muffins 1Muffins 2Muffins 3Esta forma de preparar los huevos apta para intestinos Irritables, también la puedes cocinar si tu intestino está perfecto. Es una manera de incorporar alimentos sanos más a menudo.  Nada que ver con desayunar la tostada de pan refinado.

Lo que siempre intento es que en cada comida haya alimentos cargados de micronutrientes y ausencia de los que impiden el correcto funcionamiento digestivo. Queremos alimentarnos, nutrirnos y dejar al intestino descansar para poder regenerar sus funciones y que a largo plazo nos permita consumir de los alimentos ricos en fructooligosacaridos.

Y estas muffins son un ejemplo de cumplir con todo ello y además son súper fáciles. Vamos a verlo...

Ingredientes

  • Hojas de espinaca
  • Lacón, pavo, bacon
  • Aceite de oliva
  • Huevos
  • Piñones
Preparación

Es importante poner en remojo las hojas de espinaca. Al menos un par de horas y si el agua está templada, mejor. Así haremos que parte del oxalato que lo compone se libere en el agua y no le tomemos. Los oxalatos son sustancias que bloquean la absorción de minerales de los alimentos. Y sí, la espinaca tiene mucho hierro, calcio, vitamina A, ácido fólico... pero también mucho de éste antinutriente y no podremos absorver esos micronutrientes tan importantes si no las remojamos o cocemos. Además varias patologías en las que están contraindicadas las espinacas son aquellas en las que se forman cálculos de oxalato y se depositan en los riñones o en las articulaciones como en la artritis o la gota.

Así que ya sabes, nada de hojas de espinaca crudas a no ser que las hayas remojado o cocido.

Ya puestas las hojas en remojo, seguimos... Vamos a poner un poco de aceite de oliva en cada molde de muffins. Elegimos qué tipo de proteína animal vamos a poner en cada una de ellas. En éste caso he puesto pechuga de pavo y lacón. Pero unas láminas de ventresca o atún quedarían muy sabrosas. Ahí dejo la idea 😉

Ahora escurrimos las hojas de espinaca y ponemos las que queramos. Batimos los huevos (va a depender del tamaño de los moldes, en este caso usé 4 huevos para las 6 muffins) y lo vertemos en cada molde.

Sal y unos piñones por encima y al horno. Si le hemos precalentado con 15 minutos es suficiente.

Y ya está!! es fácil de hacer ¿verdad?

Yo las he hecho la noche anterior y así las tengo listas para desayunar. Si estás con la alimentación libre de fodmpas, acompaña estas muffins con

  • tu bebida de coco u otra vegetal libre de fructosa o agave o tu infusión preferida,
  • unas nueces
  • un buen trozo de piña natural o plátano grandote

No te faltará energía en las próximas 3 horas y eso es muy importante porque mantenemos tu inflamación a raya y damos descanso al intestino por no tener la necesidad fisiológica de volver a comer tan seguido.

No dudes en comentarme si te ha gustado y más si tu intestino te lo ha agradecido.

Con amor ♥ Mª Ángeles Díaz

Aunque te parezca increíble te cuento como hacer y tomar estos Saquitos de Arroz para un Intestino Tranquilo

Imagina que estás en casa, has invitado a tus amigos a cenar y puedes comer lo que ellos sin ausentarte corriendo para ir al baño más cercano!!

...y sí, ¡¡me he vuelto majara!! ejjeej Te preguntarás, ¿qué son esas cosas blancas? Me las dio mi hermana, son obleas de arroz y llevo varias semanas pensando en cómo hacer una receta apta para ti y tu intestino irritable.

Es verdad que tenemos muchos alimentos que mejor ni mirar, no vaya a ser que nos pueda la tentación... pero también hay opciones!!! y aquí estoy para enseñarte ésta.

Te aseguro que puedes comerlo tranquilamente, eso sí.... no tientes a las salsas y si ves que te va a ocurrir piensa en alguna que tú sí puedas tomar, tipo... mayonesa o cualquiera de los patés que te compartí la semana pasada.

¿Lista? Vamos al lío. La bandeja para compartir tiene:

- Saquitos de arroz rellenos de atún con huevo
- Arroz al cúrcuma
- Saquitos de verdura con pollo

Las obleas de arroz son otra forma de presentar comida sana. Solo tienes que ponerlos en remojo hasta que se ablanden, para después extenderlos en una superficie, pasarlos un papel de cocina para que absorba el líquido sobrante y rellenarlos con las opciones que hayas elegido. A mi personalmente no me gusta mucho su olor pero una vez rellenos están buenos.

Ahora te toca a ti probarlos y decidir si te animas a invitar a los amigos. 🙂

Saquitos de arroz rellenos de atún y huevo

- 3 Obleas de arroz
- 1 Lata de atún en aceite de oliva
- 2 Huevos cocidos
- 2 Cucharadas de mayonesa
- Canónigos y rúcula
- 4 Cucharadas de arroz cocido

En este caso es fácil, ya que es la típica mezcla de huevos rellenos, al menos en mi casa. La mayonesa tiene que ser casera hecha con 3/4 vaso de aceite de oliva virgen extra, 1 huevo, sal y un chorrito de limón.
Las hojas de rúcula y canónigos se ponen al final antes de envolverlo todo junto. Y según vamos haciéndolos los reservamos.
Saquitos de verduras con pollo.

- 3 Obleas de arroz
- 1 Calabacín grande
- 4 Zanahorias
- 3 Filetes de pollo
- Cúrcuma en polvo.
- 2 Cucharadas de aceite de oliva
Tienes que trocear las verduras en forma de palitos de 1 dedo de largo de longitud. Intenta que sean del mismo tamaño y dora a la plancha por separado. Al pollo ponle al final la cúrcuma.
Monta los saquitos poniendo un poco de las verduras y del pollo. Cierra y listos.

Arroz con Cúrcuma

- Arroz
- Cúrcuma
- Huevo cocido
- Verduritas sofritas
- Aceite de oliva

Éste es fácil de hacer. Cuece el arroz (mucho mejor integral o quinoa) y cuando le quede poco agrega 1 cucharadita de cúrcuma, aceite de oliva y rectifica de sal.
A la hora de servir, yo le he puesto las verduras sofritas que me sobraron. Y listo!!
¿Alguna sugerencia que aportarnos?
Con amor ♥

Mª Ángeles

Hoy traigo estas 4 deliciosas recetas de patés caseros para que las disfrutes sin preocuparte de tus síntomas digestivos.

Paté de Calabacín, tahini y cominos

Paté de olivas negras, tahini y especias

Paté de calabacín y nueces

Paté de Zanahoria, tahini y almendras

Son aptas para todas las etapas del tratamiento del intestino irritable. ¿Lo mejor? que en la 1º etapa donde existen bastantes limitaciones, se podrían tomar como aperitivos, en el desayuno, o como segundos platos.
Yo las he tomado con zanahoria y apio, (me encanta cómo cruje, aunque no tanto su sabor, pero lo tomo), pero se pueden tomar de muchas otras maneras:

* Con pan almonde, unas hojas de canónigos, tortilla francesa y atún en plan "sandwich vegetal"
* Con pan etíope que estoy al tanto de hacerle próximamente.
* Como salsas que acompañan a burritos con hojas de arroz...

Imaginación al poder!!!

¿Te cuento cómo los he hecho y qué es lo que lleva cada uno?

Paté de calabacín, tahini y cominos

150g de calabacín sofrito en aceite de oliva.
1 cucharada sopera de tahini (crema de sésamo tostado)
Zumo de limón
Perejil o cilantro
1 cucharadita de cominos molidos
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Sal

Paté de Olivas negras, tahini y especias

150g de olivas negras sin hueso
1 cucharada sopera de tahini
Tomillo y romero molido
Zumo de limón
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Paté de calabacín y nueves

150g de calabacín sofrito en aceite de oliva virgen extra
10 nueces peladas
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Tomillo molido
Sal

Paté de zanahoria, tahini y almendras

150g de zanahoria cocidas y escurridas
1 cucharada de tahini
2 cucharadas soperas de almendra molida
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Solo necesitamos una batidora potente, vitamix, o thermomix.
Una vez que hayamos sofrito muy bien el calabacín (bien lavado) y cocido la zanahoria, lo reservamos y vamos paté a paté o si solo quieres hacer un par de ellos, pues perfecto.
Agrega los ingredientes del que hayas elegido y tritura bien. Yo lo dejé con grumos porque me gusta que no quede suave, pero tú hazlo como más te apetezca.
Cuando esté triturado reservalo en un bol, y haz tus palitos de zanahoria, apio, calabaza... y a nutrirse!!

Están más ricos pasado un par de días, donde todos los ingredientes se han mezclado el sabor se potencia.

¿Cuál te gusta más? ¿Crees que se puede mejorar? Compártelo, así mejoramos la receta entre todos. 😉

¿Qué son los famosos smothies?

Nada más y nada menos que……… fruta triturada a la que le añades trocitos de fruta, semillas, frutos secos, granola, fruta seca, coco rallado, mantequilla de frutos secos… lo que se te ocurra.

Se trata de enriquecer con lo que tengas en la despensa. Y ya está, sencillo no?

Estamos en pleno verano, con siestas y piscina (aunque una que yo me sé aún no se ha mojado el culo, ejem…. pero bueno todo llega en esta vida ejejje ;)) así que no me voy a extender mucho.

Solo te quiero enseñar recetas que yo misma preparo y como. Ideas para que te animes a dejar la tostada de pan y compruebes que no pasa nada, de verdad, absolutamente nada si cambias de desayuno.

Somos ADICTOS al pan!!! No es cuestión de hábitos, va más allá, que lo sé yo. Cuando hablo de que es preferible “dejar el pan” aunque sea temporalmente, noto un brillo en los ojos, la mente: ¿qué deje el pan? pues sí hombre…. la respiración se acelera y el ceño se frunce…. Todas las alarmas se encienden!!! 

Hoy te digo:

Atrévete a ser libre!!! Explora nuevas opciones!! ábrete a la posibilidad de sentirte bien, sin acompañar a cada bocado de harina refinada pobre en micronutrientes y repleto de antinutrientes…

  • 1 plátano pequeño
  • 1 pera pequeña
  • 1 paragüaya 
  • jengibre
  • bebida de coco 1/2 vaso
  • 1 cucharadita de semillas de Amapola
  • Uvas pasas
  • Trocitos de frutas, en éste caso nectarina.

Coge las frutas bien lavadas y al vaso para triturar.

Agrega los añadidos que más te gusten por encima. Yo he usado nectarina, uvas pasas y semillas de amapola.

Puedes también añadir una hoja de repollo o kale o brócoli. Ésta familia de verdura tiene micronutrientes que absorbemos muy bien​.

Gracias por llegar hasta aquí! ya te dejo que sigas descansando. Pero antes de irte, dime… ¿harías esta receta para tí y los tuyos? Anímate, quizás te sorprendan.

Y vuelvo a la carga con recetas saludables!!

Cada vez somos más las personas que cuidamos nuestra alimentación. Sea porque necesitas bajar de peso, o porque te sientes cansada, o porque tu intestino te da gritos​, o te sientes inflado a más no poder…

Tenemos la suerte a día de hoy, que la criticada industria (por mi la primera :)) además de facilitarnos alimentos procesados y cargados de aditivos, azúcares y grasas inflamatorias… también nos está acercando muchos alimentos saludables como muchos tipos de semillas, por lo que el abanico de posibilidades aumenta.

Ya no hay excusas!
Lo que hay son paladares no acostumbrados a sabores naturales.

Ésto nos ocurre a todos, bueno no, a mi y a muchos pacientes​ ya no nos ocurre. Somos capaces de disfrutar del dulzor de una naranja, del sabor amargo del café, o del cacao… 

Cuando consigues ésto, eres más libre y no te estoy mintiendo.

Hace un par de años, cuando probé por primera vez este tipo de puddin, no me gustó nada… era raro. A día de hoy me parece exquisito. Lo que son las cosas…. ejejjejeje

Pues lo dicho que no puedes no probarlo al menos, para poder decidir o no incluirlo en tus mañanas.

Lo preparo por la noche, así las semillas de chía al estar en contacto con el líquido se activan, por lo que mejoramos su digestión.

Las semillas de Chía, además de tener muchos nutrientes importantes a nivel celular, nos permiten regular nuestro tránsito intestinal al lubricar las heces. Además esa gelatina que se forma, sí has oído bien, gelatina ayuda a re-equilibrar la capa protectora de moco que tenemos en todo nuestro sistema digestivo. Desde el estómago hasta el colon.

Si tomas omeoprazol, si sufres de ardores, si eres estreñido… éste es un tipo de desayuno, merienda o postre que no deberías pasar por alto.​

Si tienes colon irritable ten precaución con la cantidad de semilla que tomes, o al menos no lo tomes a diario…

A mí me pasa, es demasiada fibra para mi intestino, jejejejej Y como siempre cada cuerpo es el que manda, escucha tus síntomas para adoptar los cambios que tu cuerpecito demande.

Lista de ingredientes

  • 2 cucharadas de semillas Chía
  • 1/2 vaso de bebida de coco, almendra… (sin endulzar)
  • 1/2 cucharada de miel o stevia pura
  • 1/2 cucharada de cacao en polvo marca valor

Preparación

Por la noche disuelve el cacao y la miel o stevia en la bebida vegetal (puedes ver la receta de la bebida de coco)​, agrega las semillas y déjalo tapado en la nevera.

A la mañana siguiente trocea la fruta que más te guste y sírvelo junto o separado como más te guste. Yo opté por hacerlo junto con plátano, nectarina y pera… como siempre me parece… rico rico ejjejejeje.

¿Qué te parece? Tu comentario es importante, no te cortes!!!​

No es complicado hacer leche de coco casera, la endulzas con lo que tú quieras, recientita a la taza, con beneficios para tu piel, tú cabello, para adelgazar, para la flora bacteriana… en fin que merece la pena sacar 15 minutos en el fin de semana para tenerla hecha toda la semana.

Llevaba tiempo queriéndola hacer, porque la compré en una ocasión en una tienda asiática y aunque estaba muy rica, la venden en botes metálicos y ésta que yo tomé estaba dulce. Para mi gusto de más.

Por ello he buscado en internet y hay mil webs donde te dicen cómo, y yo os muestro aquí la mía.

Lista de ingredientes

  • 1 vaso de coco fresco troceado.
  • 3 vasos de agua caliente
  • stevia al gusto

Preparación

Calentamos solo 2 vasos de agua, pero que no llegue a hervir.

En la licuadora o robot de cocina incorporamos la mitad de coco y la mitad del agua. Encendemos el robot durante 3 minutos, que quede muy bien triturado.

Pasamos la bebida de coco por un paño de algodón y reservamos la pulpa en un plato.

Repetimos con la otra mitad de coco y agua, obteniendo la bebida de coco por un lado y la pulpa por otro.

Con toda la pulpa de coco, he vuelto a calentar 1 vaso de agua y repetido la operación.

Una vez que ya tenemos la bebida de coco, no tires los restos los puedes usar para hacer las Galletas de almendra y coco,  la torta de coco o este estupendo postre con crujiente de chocolate.

Al enfriar la leche de coco, vemos como se separa la grasa del agua. Yo quito la grasa para añadirla a los huevos revueltos o a los batidos de fruta.

¡Que la disfrutéis!

Esta receta tan sencilla me apasiona, porque realmente puedes hacerte sandwiches con ella, tostadas en la mañana o lo que se te ocurra. La encontré en megustaestarbien.com y no dudé en ponerme con ella.

Rica en grasas monoinsaturadas y proteína, además de Calcio, Magnesio, vit A, E… Y lo que más me gusta es que no altera el nivel de glucosa en sangre, por lo que al desayunar con este “Pan Almolde” vamos a estar saciados durante más tiempo. Perfecto para quienes tienen acné, ovarios poliquísticos, diabetes, incluso sobrepeso …

Lista de ingredientes

  • 2 claras de huevo campero o ecológico
  • 100g de harina de almendra
  • Una pizca de sal yodada

Preparación

Pesamos la harina de almendra y separamos las claras de las yemas. Las yemas las reservamos para hacer por ejemplo la Tarta de Yema o el Flan de Fresa… y las claras a punto de nieve con varillas eléctricas y una pizca de sal.

Unimos los dos ingredientes con movimientos envolventes.

Ponemos un papel vegetal en la bandeja del horno, añadimos la masa y ponemos encima otro papel vegetal. Con el rodillo lo extendemos hasta que esté del grosor de 1 cm. Retiramos el papel de arriba y al horno precalentado, unos 10 minutos.

Está bueno, y es una alternativa perfecta para unas tostadas por la mañana, unos canapés de salmón, base para patés …

Le llamo mantequilla porque triturando los frutos secos conseguimos esta textura característica de la mantequilla. Y es que ya sabemos que los frutos secos son fuente importante de grasas saludables.

Las avellanas que usemos mejor si son crudas para así conseguir más dosis de todos los nutrientes esenciales que tienen. Son ricas en hierro, en calcio, en magnesio, en ácido fólico, en zinc además de proteína vegetal y fibra.

En general son una alternativa para tomar en cualquier comida, que nos va a permitir tener energía para largo tiempo sin subidas de glucosa ni insulina en sangre.

Esta receta básica acepta una amplia gama de alternativas: con la zanahoria o la manzana; untada en pan de lino o de almendra sin gluten; cambiando el fruto seco obtenemos otra mantequilla totalmente distinta en sabor; según los condimentos que le añadamos tendremos mantequillas dulces o saladas: con cacao y stevia; con canela; con sal y jenjibre; con coco, stevia y vainilla…

Lista de ingredientes

  • 1 puñado de avellanas o cualquier otro fruto seco
  • Una pizca de sal marina
  • Un chorrito de aceite de oliva.
  • Zanahorias, manzana, apio para tomarlo.

Preparación

Trituramos las avellanas en el robot de cocina. Llegará un momento donde tenemos que parar casi constantemente para retirar de las pareces la pasta que se va formando. Agregar entonces como 1 cucharada de aceite de oliva y la sal marina. Seguimos triturando hasta que comience la mezcla a ser más untuosa.

Aguantamos un poquito más y listo.

Servimos y acompañamos de fruta, zanahoria, apio…

Esta forma de preparar la fruta es ideal para una mañana de fin de semana, donde el tiempo no es un problema y podemos perdernos en los sabores de los licuados de frutas.
Y digo licuados de fruta cuando en realidad me refiero a fruta entera triturada. La batidora nos sirve perfectamente, no hace falta comprar licuadoras porque éstas desechan toda la fibra, aumentando consideramente la Carga Glicémica de la receta.

En este caso hemos añadido la cucharadita de aceite de oliva virgen extra y almendras, enriqueciendo el licuado de plátano y zanahoria con ácidos grasos omega 9 y mucho calcio.

Lista de ingredientes

  • 1 plátano pequeño
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • 10 almendras crudas u otros frutos secos
  • Un poquito de agua

Preparación

Pelamos las zanahorias y el plátano. Los trituramos con el agua que queramos en el vaso de la batidora.
Lo servimos en un vaso alto, ponemos el aceite y adornar con las almendras.

Después de los duros inviernos, la planta de fresas que tenemos en casa nos sorprende con esas enanas flores que poco a poco van cogiendo forma para convertirse en exquisitas y pequeñas fresas.

Cada primavera nos sorprende más y más porque no veáis que modo de crecer tiene. Será porque la tratamos con mucho mimo.

Aquí hemos preparado este Licuado de fresas, kiwi, plátano y nueces lleno de vitalidad, frescura y ricos antioxidantes para degustarlo en el descanso de las mañanas ajetreadas de trabajo.

Lista de ngredientes

  • 1 Plátano mediano
  • 4 fresas medianas
  • 1 Kiwi
  • 2 Nueces
  • Un poquito de agua

Preparación

Ponemos las frutas lavadas y pelada en el vaso de la batidora y triturar. Si se queda muy espeso agregamos agua. Las nueces son para decorar.

Nosotros hemos optado por triturar las fresas por un lado con 1/2 plátano y por otro el kiwi con el otro 1/2 plátano. A la hora de servirlo alternamos los licuados para obtener más colorido.

¡Que aproveche!

Suscríbete:

enformaSana · Nutrición Clínica Personalizada
Nutrición Funcional para recuperar el estilo de vida
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram