Nutrición Clínica Personalizada

Venao en salsa

Durante el invierno sus alimentos escasean y se resguardan e invernan, mientras que en las demás estaciones comen, duermen, corren, cogen el sol… más en consonancia con la naturaleza imposible.

Por eso su carne, su grasa, no tiene nada que ver con los animales que no se mueven, comen pienso y están encerrados en grandes naves sin ver el sol ni un día de su vida.

Este Venao en salsa es una buena opción para comer de octubre a diciembre, calentito, de temporada y de calidad.

Lista de ingredientes:

  • 170g de venao
  • 1/4 de cebolla 20g
  • 1 zanahoria 40g
  • 1 puerro 75g
  • 1/4 de vino blanco o tinto 25ml
  • 1/2 vaso de agua
  • 1 cucharada de Aceite de oliva Virgen Extra 10g
  • Tomillo, pimienta, laurel, orégano, sal.

Preparación:

Pochamos la cebolla y el puerro con sal y con tapa en lo mínimo. Añadimos después el venao y dejamos que se haga unos minutos.

Añadimos despues la zanahoria, el vino, el agua, las especias y el aceite de oliva. Lo ponemos en una olla a presión durante 20 minutos y ¡listo para comer!

foto-ma_enformasana
Como nutricionista clínico, especializada en síndrome de intestino irritable, utilizo la alimentación como principal herramienta para recuperar tu bienestar. Aquí encontrarás recetas sencillas y deliciosas, consejos de salud, mi comunidad y todas mis ideas para que te guíes y mantengas tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comments on “Venao en salsa”

  1. Hola Mª Ángeles, soy seguidora tuya desde hace tiempo.
    Me parecen muy interesantes tus recetas y sobre todo riquísimas.
    En la receta del venao en salsa me surgen algunas dudas, porque lo he intentado hacer pero no me salió muy bueno; ¿los ingredientes son para una persona? y ¿el vino se tiene que consumir un poco antes de echar el agua?
    Muchas gracias de antemano y gracias por esas recetas tan ricas que nos subes a la página.
    Un saludo, Isabel.

    1. Hola Isabel, muchas gracias por animarte a preguntarnos. Realmente la forma de cocinado puedes hacerla como más te guste a ti. Nosotros hemos optado por no hacer el sofrito para evitar la producción de sustancias cancerígenas que se forman por las altas temperaturas del aceite y por el “quemado” de la cebolla. Por ello añadimos la sal, a fuego suave y con la tapa, se va cocinando igualmente aunque en sabor está más rico de la otra manera. Con el vino pasa lo mismo, en crudo más saludable pero menos sabroso.
      Las cantidades son para 1 persona, pero si lo cocinas para dos o más la cantidad de agua seguro que es menor. Ten en cuenta que el caldo no sobresalga más de 1 dedo aproximadamente de la cantidad de carne.
      Espero haberte ayudado y muchas gracias por seguirnos!!!

Suscríbete:

enformaSana · Nutrición Clínica Personalizada
Nutrición Funcional para recuperar el estilo de vida
Seguridad de la página de inicio
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram