enformaSana - Nutrición Clínica Personalizada

No hace tanto tiempo que nuestras madre o abuela se encerraban en la cocina y como por arte de magia empezaba a salir un olorcito agradable, con sustancia, como decían que "reanimaba a los muertos". Hoy después de investigar unas semanas quiero hablaros del Caldo para el Intestino Irritable.

No es que me haya yo inventado un caldo, no, es que resulta que el caldo de toda la vida ese que se hacía con huesos de los animales, restos de carne y restos de vegetales, en una gran cacerola, a fuego lento y casi durante todo el día; ¿os acordáis? Pues ese caldo es súper beneficioso para nuestro intestino. No solo porque regula la producción de ácido clorhídrico, sino porque facilita la digestión de proteínas como la del trigo, avena, cebada, de las legumbres, proteínas lácteas, así como la proteína de la carne.

¡¡Es fantástico!! No estoy diciendo que todos los síntomas propios del SII se vayan a solucionar, pero tomar de manera frecuente este tipo de caldo casero es una maravilla para ayudar de manera consciente a la digestión.

Cada vez se sabe más sobre la problemática que acarrea tener el sistema digestivo enfermo. Y es que si no digerimos bien, no absorberemos lo que comemos, generando sintomatología de deficiencia o problemas de intolerancias digestivas, cansancio, desnutrición, perdida de peso, mala desintoxicación hepática entre otras muchas posibles afecciones.

Y si a todo esto le sumamos una hipepermeabilidad intestinal, entrarán proteínas sin digerir al torrente sanguíneo junto con restos de bacterias y otros sustancias, generando una endotoxemia generalizada que activa a nuestro sistema de defensas potenciando la sintomatología de las enfermedades autoinmunes como la celiaquía, la artritis reumatoride, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa...

El caldo que hagamos va a tener un gran componente nutritivo muy cercano a los nutrientes que existen en los ingredientes que usemos. Si ponemos huesos grandes y pequeños, nuestro caldo va a contener minerales como el calcio, fósforo, magnesio, azufre fluoruro, sodio, potasio, sulfato de condroitina, sulfato de queratina, ácido hialurónico, y aminoácidos propios del colágeno como la prolina, la glicina y la lisina.

El uso más común que se le ha dado al caldo es para las articulaciones, para combatir la flacidez de la piel, para los problemas de osteoporosis y es que todo el colágeno y las sales minerales que tiene el caldo nos nutre a todo nuestro tejido conectivo.

Partiendo de la base de que el tratamiento para un SII comienza con una alimentación bastante restrictiva al menos 1-2 meses, la toma de caldo de huesos nos asegura un plus de nutrientes. Pasaría lo mismo para los que no tomamos leche ni productos lácteos a diario:

caldo de huesos frecuente + deporte de intensidad = huesos fuertes

Cuanto más tiempo tengamos los ingredientes a cocer más nutritivo será el caldo.

Si partimos de agua fresca, tendrá más sabor, igual que si doramos los huesos previamente en la sartén u horno.

Se agrega unas cucharaditas de vinagre de manzana para que salgan los minerales (bases) más fácilmente de los huesos.

Cuando empiece a hervir, se retira la espuma.

Mejor en un cazo, como toda la vida. Parece ser que se genera una conversión de un aminoácido problemático para el hígado, riñón y sistema nervioso.

Cuando he dicho a varias personas que estaba probando hacer caldo de huesos, me ha sorprendido ver caras de.... "en serio, qué asco", pues tengo que deciros que no hay nada más ancestral que un caldo!! y no me refiero que la receta sea paleo o no paleo. Me refiero a que mi propia abuela como muchas otras lo hacían, más que nada porque no había otra cosa. Puedes llamarlo Caldo de Huesos o Caldo de Otoño, da igual hecha más o menos huesos en función de tus preferencias, pero cuantos más añadas y más tiempo lo cuezas, mucho más valor nutricional tendrá.

Receta:

Te voy a contar la forma que he tenido de hacerlo en las 2 veces que lo he cocinado.

Por un lado huesos* grandes de ternera o cordero o hueso de jamón (alimentados con pasto es lo ideal) los ponemos en una cacerola a presión.
Los huesos* pequeños de aves de corral, los ponemos en otra normal.
*Los huesos pueden tener carne o no, piel o no, como queráis.

Agua fría, cubrimos bien ambas cacerolas.

Agregamos las 2 cucharaditas de vinagre de manzana o zumo de limón a cada cacerola.

A la olla exprés le pongo una cabeza de ajos entera, 1 cebolla entera y laurel. A hervir. Sin tapa.

A la cacerola normal le pongo laurel y verduras que tenga en casa: zanahoria, puerros, apio... A hervir. Sin tapa.

Cuando forme la espuma propia de cocer carne, retirar de ambas cacerolas.

Tapar la olla exprés bien. Y dejarla que suba la válvula y poner en el mínimo unas 2 horas (si es más perfecto).

La cacerola normal ponerla en el mínimo cuando rompa a hervir, tapar y dejar el mismo tiempo.

Pasado este tiempo, cortamos la olla exprés y dejamos que deje de sonar y se enfríe un poco. Pasamos por el grifo y nos aseguramos que no hay vapor dentro. Abrimos y unimos ambas preparaciones en una única olla y dejamos otro rato hervir. Lo que queramos.

Cuando acabemos lo colamos y a la nevera.

Pasadas unas horas o al día siguiente, retiramos la grasa que está por encima y sorpresa!!! es gelatina!!! jejeje

Guardamos en recipientes o botes de cristal y unos a la nevera y otros al congelador, listos para usarlos.

Nada que ver con las gelatinas o los caldos de los supermercados, más que nada porque no aportan los nutrientes que los caldos de toda la vida y además están repletos de glutamato monosódico y otros aditivos que no los queremos en nuestro organismo, yo al menos no.

Usos del caldo

Nada más por ahora, espero que os sea de gran utilidad y sobre todo que empecéis hacerlo, no es costoso y tampoco lleva tanto tiempo. Hay que dejar tiempo para hacer estas cosas porque nuestras células se pondrás súper contentas.

Y si quieres, cuéntame tu receta.
Con  Mª Ángeles D

Mis fuentes:

Koyama, et al. La ingestión de gelatina tiene un efecto diferencial sobre la densidad mineral ósea y el peso corporal en la subnutrición de las proteínas, Journal of Nutrition and Science of Vitaminology , 2000, 47, 1, 84-86.

www.townsendletter.com/FebMarch2005/broth0205.htm

www.westonaprice.org/health-topics/why-broth-is-beautiful-essential-roles-for-proline-glycine-and-gelatin/

Lubec, G, et al. Isomerización de aminoácidos y exposición a microondas, Lancet , 1989, 2, 8676, 1392 - 1393.

Prudden, JF, La actividad biológica de preparaciones de cartílago bovino, Seminarios en Artritis y Reumatología , 1974, III, 4, 287-321.

Samonina G, et al. Protección de la integridad de la mucosa gástrica por gelatina y péptidos simples que contienen prolina, Pathophysiology , 2000, 7, 1, 69-73.

Vamos a poner la imaginación activa como si fuesemos niños de nuevo!! Te presento esta Barca de Papaya cargada de omega 3, navegando en alta mar, deseando llegar a buen puerto y sirvir de "medicamento" para los dueños y los renacuajos de la casa.

Me encanta!! ejjeej, se me ha ido un poco, pero bueno la metafora la siento tal cual la he escrito. Comer es todo un arte, porque no se trata de calmar el estomago con cualqueir cosa. Cada día tenemos la oportunidad de pensar: ¿con qué quiero nutrir hoy mi cuerpo y el de mi familia? ¿unas proteínas vegetales? ¿un plus de grasa omega 3 para mi renacuajo así le ayudo en sus exámenes? ¿fibra para mi esposo que anda un poco "apretao"? jejeje

Es todo un arte, que podemos ir desarrollando poco a poco. Sí al final es lo típico: comer saludablemente. Pero así es un rollo pensarlo, ¿no crees?

Hoy te traigo esta receta apta para todos en casa. Se puede hacer de mil maneras y además de ser rápida es original para no tomar siempre lo mismo. Seguro que subo otras variantes, porque me parece muy resultona. 🙂

Y además es fodmap frienlhy por lo que ideal para proponerosla. Allá voy...

Ingredientes para 2 personas:

Preparación

Hacemos los trocitos de pescado a la plancha y agregamos las gambas.

Mientras tanto vaciamos la papaya con una cucharadita y lo vertemos en un bol.

Añadimos todos los ingredientes, aderezamos y rellenamos la papaya.

Lista para tomar!

Nombre Científico: amaranthus caudatus

Sinónimos: trigo inca, moco de pavo.

Este genero incluye varias especies de plantas de Centroamérica, Asia y África. Hay mas de 500 variedades distintas en todo el planeta.
El Amaranto se trata de un pseudocereal, al igual que la quinoa y el alforfón (trigo sarraceno). Se les llama así ya que tienen un uso y valor nutritivo similar a los cereales (gramíneas), pero no lo son, son semillas.

No tiene gluten por lo que es muy interesante para muchas patologías. Su tamaño es de 1 mm, de color amarillo, sabor a fruto seco, crujiente.

Contiene una alta cantidad de fibra, almidón y proteínas, siendo reconocido por la FAO y la OMS como uno de los alimentos vegetales más ricos en proteínas para el consumo humano, más incluso que la soja y la leche de vaca. Destaca su cantidad en Lisina, aminoácido limitante en los cereales y frutos secos, siendo ideal para combinar con las legumbres y conseguir proteína de alto valor biológico.

Uso: Se trata de un pseudocereal muy versátil en la cocina, sobre todo si buscas salud. En España solo podemos conseguir la semilla o la harina de la semilla. Con la que podemos elaborar versiones más nutritivas de bechamel sin gluten, cremas, gachas, papillas, espesar sopas, o estofados.
También se pueden hacer palomitas, granolas caseras, mueslis o comprarlos ya hinchados para el desayuno. Se pueden cocer para usar en lugar de fideos o hacer cous cous con ellos.
Con su harina se pueden hacer galletas, panes, bases para pizzas...

Composición nutricional de 1 taza de amaranto:

En la Salud: Por su alto aporte de lisina es adecuado para la producción de hormonas, de enzimas, de anticuerpos, para transformar las grasas en energía; para la formación de colágeno, para la absorción del calcio...
Es adecuado para los niños que están en crecimiento, para lesiones, acné, osteoporosis y además por su riqueza en escualeno, lunasín y betasistosterol es un gran antioxidante y anticancerígeno.

Es un alimento permitido en la dieta baja en Fodmap, siempre que no se consuma más de 20g, ya que tiene oligosacaridos del tipo fructanos y GOS. En la 1º etapa de la alimentación mejor no sobrepasar de 10g de una vez.

Donde comprar: En centros ecológicos, herbolarios, tiendas de comestibles a en recipientes a granel.

Curiosidades: Su nombre significa "vida eterna" porque crece en terreno poco fértil y no necesita apenas agua. De hecho es el 1º cultivo en germinar en el espacio. También de una sola planta se producen cerca de un millón de semillas y su conservación puede alcanzar los 40 años.
Es originario de México y los conquistadores españoles prohibieron su cultivo y consumo porque se realizaban en torno al amaranto unos rituales que se alejaban de las costumbres de la fe católica.
En otros países se consumen sus hojas, similares a las espinacas; sus tallos de sabor similar a la alcachofa y su aceite muy valorado por sus grasas omega 6.

Hoy vengo con esta tarta untuosa de coco cuyo recuerdo te levantará de la cama, jeje.

Tiene un sabor dulce propio de la calabaza, del azúcar de coco, del choco y de la crema de coco. Pero lo que más me estuvo rico fue encontrarme trocitos de chocolate derretido, ñamñam!! en serio tiene tanta mezcla de sabores que cada bocado te trasmite distintas emociones.

Y cómo no, esta tarta untuosa de coco es amiga de nuestro intestino, que al final es lo que buscamos: Comer sano pero además que nuestro intestino irritable lo acepte y no nos haga ir corriendo al baño más cercano.

¿Y no engorda esta tarta?, pues kcal sí que tiene pero ésto no nos preocupa porque nuestro cuerpo necesita grasas saludables para su buen funcionamiento y esta tarta nos la facilita. No te voy a decir que te la tomes de una sentada, porque te sentaría mal, pero tómala y observa tu nivel de energía, verás como alargas la mañana a tope y tu digestivo trabaja cómodo.

Ésto es Salud!!

Ingredientes:

Preparación: 

Para la compota de calabaza, la pelamos, troceamos fina y ponemos en cacerola con una pizca de sal y un pelín de agua para que no se pegue. La vamos moviendo hasta que esté hecha y reservar.

Ponemos al baño maría el aceite de coco para atemperarlo. Batimos los huevos y unimos con el coco, el azúcar, la compota y la crema de coco.

Añadimos todos los demás ingredientes secos poco a poco menos los frutos secos y el chocolate que lo incorporamos al final.

Una vez que tengamos todo bien mezclado lo ponemos en un molde para horno. Yo siempre pongo papel vegetal en la base para luego poder sacarlo más fácilmente.

Lo horneamos 45 minutos a unos 120ºC y listo!!

Podemos servirla tal como yo te sugiero o bien en forma de barritas con un envoltorio de papel vegetal. La próxima vez que la haga la haré barritas y subo la foto.

Quedan muy ricas con un sabor intenso a coco, incluso frescor propio del aceite de coco a temperatura ambiente de marzo. 🙂

Ya me contaréis qué tal os sale!

Con amor Mª Ángeles Díaz

¿Te imaginas levantarte y tener estas magníficas Muffins Saladas listas para tomar?

Desde que he decidido centrarme en una temática concreta dentro del campo de la nutrición, no dejo de ver opciones, que antes estaban pero que no veía.

Es lo que me ha pasado con estas Muffins. Las he adaptado de la "pagina de facebook Riquísimo", y las puedes tomar sin preocuparte por tu intestino irritable.

Es verdad que para mi unos huevos revueltos o cocidos son más rápidos y es la opción que más repito a  lo largo de mi semana, junto con fruta de temporada y café o té con jengibre.

Pero también es verdad que apetece mucho probar otras formas de cocinar los alimentos para descubrir otros sabores, otras combinaciones... y alegrar nuestros ojos y gusto con algo nuevo.Muffins 1Muffins 2Muffins 3Esta forma de preparar los huevos apta para intestinos Irritables, también la puedes cocinar si tu intestino está perfecto. Es una manera de incorporar alimentos sanos más a menudo.  Nada que ver con desayunar la tostada de pan refinado.

Lo que siempre intento es que en cada comida haya alimentos cargados de micronutrientes y ausencia de los que impiden el correcto funcionamiento digestivo. Queremos alimentarnos, nutrirnos y dejar al intestino descansar para poder regenerar sus funciones y que a largo plazo nos permita consumir de los alimentos ricos en fructooligosacaridos.

Y estas muffins son un ejemplo de cumplir con todo ello y además son súper fáciles. Vamos a verlo...

Ingredientes

Preparación

Es importante poner en remojo las hojas de espinaca. Al menos un par de horas y si el agua está templada, mejor. Así haremos que parte del oxalato que lo compone se libere en el agua y no le tomemos. Los oxalatos son sustancias que bloquean la absorción de minerales de los alimentos. Y sí, la espinaca tiene mucho hierro, calcio, vitamina A, ácido fólico... pero también mucho de éste antinutriente y no podremos absorver esos micronutrientes tan importantes si no las remojamos o cocemos. Además varias patologías en las que están contraindicadas las espinacas son aquellas en las que se forman cálculos de oxalato y se depositan en los riñones o en las articulaciones como en la artritis o la gota.

Así que ya sabes, nada de hojas de espinaca crudas a no ser que las hayas remojado o cocido.

Ya puestas las hojas en remojo, seguimos... Vamos a poner un poco de aceite de oliva en cada molde de muffins. Elegimos qué tipo de proteína animal vamos a poner en cada una de ellas. En éste caso he puesto pechuga de pavo y lacón. Pero unas láminas de ventresca o atún quedarían muy sabrosas. Ahí dejo la idea 😉

Ahora escurrimos las hojas de espinaca y ponemos las que queramos. Batimos los huevos (va a depender del tamaño de los moldes, en este caso usé 4 huevos para las 6 muffins) y lo vertemos en cada molde.

Sal y unos piñones por encima y al horno. Si le hemos precalentado con 15 minutos es suficiente.

Y ya está!! es fácil de hacer ¿verdad?

Yo las he hecho la noche anterior y así las tengo listas para desayunar. Si estás con la alimentación libre de fodmpas, acompaña estas muffins con

No te faltará energía en las próximas 3 horas y eso es muy importante porque mantenemos tu inflamación a raya y damos descanso al intestino por no tener la necesidad fisiológica de volver a comer tan seguido.

No dudes en comentarme si te ha gustado y más si tu intestino te lo ha agradecido.

Con amor ♥ Mª Ángeles Díaz

Aunque te parezca increíble te cuento como hacer y tomar estos Saquitos de Arroz para un Intestino Tranquilo

Imagina que estás en casa, has invitado a tus amigos a cenar y puedes comer lo que ellos sin ausentarte corriendo para ir al baño más cercano!!

...y sí, ¡¡me he vuelto majara!! ejjeej Te preguntarás, ¿qué son esas cosas blancas? Me las dio mi hermana, son obleas de arroz y llevo varias semanas pensando en cómo hacer una receta apta para ti y tu intestino irritable.

Es verdad que tenemos muchos alimentos que mejor ni mirar, no vaya a ser que nos pueda la tentación... pero también hay opciones!!! y aquí estoy para enseñarte ésta.

Te aseguro que puedes comerlo tranquilamente, eso sí.... no tientes a las salsas y si ves que te va a ocurrir piensa en alguna que tú sí puedas tomar, tipo... mayonesa o cualquiera de los patés que te compartí la semana pasada.

¿Lista? Vamos al lío. La bandeja para compartir tiene:

- Saquitos de arroz rellenos de atún con huevo
- Arroz al cúrcuma
- Saquitos de verdura con pollo

Las obleas de arroz son otra forma de presentar comida sana. Solo tienes que ponerlos en remojo hasta que se ablanden, para después extenderlos en una superficie, pasarlos un papel de cocina para que absorba el líquido sobrante y rellenarlos con las opciones que hayas elegido. A mi personalmente no me gusta mucho su olor pero una vez rellenos están buenos.

Ahora te toca a ti probarlos y decidir si te animas a invitar a los amigos. 🙂

Saquitos de arroz rellenos de atún y huevo

- 3 Obleas de arroz
- 1 Lata de atún en aceite de oliva
- 2 Huevos cocidos
- 2 Cucharadas de mayonesa
- Canónigos y rúcula
- 4 Cucharadas de arroz cocido

En este caso es fácil, ya que es la típica mezcla de huevos rellenos, al menos en mi casa. La mayonesa tiene que ser casera hecha con 3/4 vaso de aceite de oliva virgen extra, 1 huevo, sal y un chorrito de limón.
Las hojas de rúcula y canónigos se ponen al final antes de envolverlo todo junto. Y según vamos haciéndolos los reservamos.
Saquitos de verduras con pollo.

- 3 Obleas de arroz
- 1 Calabacín grande
- 4 Zanahorias
- 3 Filetes de pollo
- Cúrcuma en polvo.
- 2 Cucharadas de aceite de oliva
Tienes que trocear las verduras en forma de palitos de 1 dedo de largo de longitud. Intenta que sean del mismo tamaño y dora a la plancha por separado. Al pollo ponle al final la cúrcuma.
Monta los saquitos poniendo un poco de las verduras y del pollo. Cierra y listos.

Arroz con Cúrcuma

- Arroz
- Cúrcuma
- Huevo cocido
- Verduritas sofritas
- Aceite de oliva

Éste es fácil de hacer. Cuece el arroz (mucho mejor integral o quinoa) y cuando le quede poco agrega 1 cucharadita de cúrcuma, aceite de oliva y rectifica de sal.
A la hora de servir, yo le he puesto las verduras sofritas que me sobraron. Y listo!!
¿Alguna sugerencia que aportarnos?
Con amor ♥

Mª Ángeles

Hoy traigo estas 4 deliciosas recetas de patés caseros para que las disfrutes sin preocuparte de tus síntomas digestivos.

Paté de Calabacín, tahini y cominos

Paté de olivas negras, tahini y especias

Paté de calabacín y nueces

Paté de Zanahoria, tahini y almendras

Son aptas para todas las etapas del tratamiento del intestino irritable. ¿Lo mejor? que en la 1º etapa donde existen bastantes limitaciones, se podrían tomar como aperitivos, en el desayuno, o como segundos platos.
Yo las he tomado con zanahoria y apio, (me encanta cómo cruje, aunque no tanto su sabor, pero lo tomo), pero se pueden tomar de muchas otras maneras:

* Con pan almonde, unas hojas de canónigos, tortilla francesa y atún en plan "sandwich vegetal"
* Con pan etíope que estoy al tanto de hacerle próximamente.
* Como salsas que acompañan a burritos con hojas de arroz...

Imaginación al poder!!!

¿Te cuento cómo los he hecho y qué es lo que lleva cada uno?

Paté de calabacín, tahini y cominos

150g de calabacín sofrito en aceite de oliva.
1 cucharada sopera de tahini (crema de sésamo tostado)
Zumo de limón
Perejil o cilantro
1 cucharadita de cominos molidos
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Sal

Paté de Olivas negras, tahini y especias

150g de olivas negras sin hueso
1 cucharada sopera de tahini
Tomillo y romero molido
Zumo de limón
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Paté de calabacín y nueves

150g de calabacín sofrito en aceite de oliva virgen extra
10 nueces peladas
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Tomillo molido
Sal

Paté de zanahoria, tahini y almendras

150g de zanahoria cocidas y escurridas
1 cucharada de tahini
2 cucharadas soperas de almendra molida
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Solo necesitamos una batidora potente, vitamix, o thermomix.
Una vez que hayamos sofrito muy bien el calabacín (bien lavado) y cocido la zanahoria, lo reservamos y vamos paté a paté o si solo quieres hacer un par de ellos, pues perfecto.
Agrega los ingredientes del que hayas elegido y tritura bien. Yo lo dejé con grumos porque me gusta que no quede suave, pero tú hazlo como más te apetezca.
Cuando esté triturado reservalo en un bol, y haz tus palitos de zanahoria, apio, calabaza... y a nutrirse!!

Están más ricos pasado un par de días, donde todos los ingredientes se han mezclado el sabor se potencia.

¿Cuál te gusta más? ¿Crees que se puede mejorar? Compártelo, así mejoramos la receta entre todos. 😉

enformaSana · Nutrición Clínica Personalizada
Nutrición Funcional para recuperar el estilo de vida
usersspell-checkdiamonddinnerthumbs-upquestion-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram