enformaSana - Nutrición Clínica Personalizada

Vamos a poner la imaginación activa como si fuesemos niños de nuevo!! Te presento esta Barca de Papaya cargada de omega 3, navegando en alta mar, deseando llegar a buen puerto y sirvir de "medicamento" para los dueños y los renacuajos de la casa.

Me encanta!! ejjeej, se me ha ido un poco, pero bueno la metafora la siento tal cual la he escrito. Comer es todo un arte, porque no se trata de calmar el estomago con cualqueir cosa. Cada día tenemos la oportunidad de pensar: ¿con qué quiero nutrir hoy mi cuerpo y el de mi familia? ¿unas proteínas vegetales? ¿un plus de grasa omega 3 para mi renacuajo así le ayudo en sus exámenes? ¿fibra para mi esposo que anda un poco "apretao"? jejeje

Es todo un arte, que podemos ir desarrollando poco a poco. Sí al final es lo típico: comer saludablemente. Pero así es un rollo pensarlo, ¿no crees?

Hoy te traigo esta receta apta para todos en casa. Se puede hacer de mil maneras y además de ser rápida es original para no tomar siempre lo mismo. Seguro que subo otras variantes, porque me parece muy resultona. 🙂

Y además es fodmap frienlhy por lo que ideal para proponerosla. Allá voy...

Ingredientes para 2 personas:

Preparación

Hacemos los trocitos de pescado a la plancha y agregamos las gambas.

Mientras tanto vaciamos la papaya con una cucharadita y lo vertemos en un bol.

Añadimos todos los ingredientes, aderezamos y rellenamos la papaya.

Lista para tomar!

¿Te imaginas levantarte y tener estas magníficas Muffins Saladas listas para tomar?

Desde que he decidido centrarme en una temática concreta dentro del campo de la nutrición, no dejo de ver opciones, que antes estaban pero que no veía.

Es lo que me ha pasado con estas Muffins. Las he adaptado de la "pagina de facebook Riquísimo", y las puedes tomar sin preocuparte por tu intestino irritable.

Es verdad que para mi unos huevos revueltos o cocidos son más rápidos y es la opción que más repito a  lo largo de mi semana, junto con fruta de temporada y café o té con jengibre.

Pero también es verdad que apetece mucho probar otras formas de cocinar los alimentos para descubrir otros sabores, otras combinaciones... y alegrar nuestros ojos y gusto con algo nuevo.Muffins 1Muffins 2Muffins 3Esta forma de preparar los huevos apta para intestinos Irritables, también la puedes cocinar si tu intestino está perfecto. Es una manera de incorporar alimentos sanos más a menudo.  Nada que ver con desayunar la tostada de pan refinado.

Lo que siempre intento es que en cada comida haya alimentos cargados de micronutrientes y ausencia de los que impiden el correcto funcionamiento digestivo. Queremos alimentarnos, nutrirnos y dejar al intestino descansar para poder regenerar sus funciones y que a largo plazo nos permita consumir de los alimentos ricos en fructooligosacaridos.

Y estas muffins son un ejemplo de cumplir con todo ello y además son súper fáciles. Vamos a verlo...

Ingredientes

Preparación

Es importante poner en remojo las hojas de espinaca. Al menos un par de horas y si el agua está templada, mejor. Así haremos que parte del oxalato que lo compone se libere en el agua y no le tomemos. Los oxalatos son sustancias que bloquean la absorción de minerales de los alimentos. Y sí, la espinaca tiene mucho hierro, calcio, vitamina A, ácido fólico... pero también mucho de éste antinutriente y no podremos absorver esos micronutrientes tan importantes si no las remojamos o cocemos. Además varias patologías en las que están contraindicadas las espinacas son aquellas en las que se forman cálculos de oxalato y se depositan en los riñones o en las articulaciones como en la artritis o la gota.

Así que ya sabes, nada de hojas de espinaca crudas a no ser que las hayas remojado o cocido.

Ya puestas las hojas en remojo, seguimos... Vamos a poner un poco de aceite de oliva en cada molde de muffins. Elegimos qué tipo de proteína animal vamos a poner en cada una de ellas. En éste caso he puesto pechuga de pavo y lacón. Pero unas láminas de ventresca o atún quedarían muy sabrosas. Ahí dejo la idea 😉

Ahora escurrimos las hojas de espinaca y ponemos las que queramos. Batimos los huevos (va a depender del tamaño de los moldes, en este caso usé 4 huevos para las 6 muffins) y lo vertemos en cada molde.

Sal y unos piñones por encima y al horno. Si le hemos precalentado con 15 minutos es suficiente.

Y ya está!! es fácil de hacer ¿verdad?

Yo las he hecho la noche anterior y así las tengo listas para desayunar. Si estás con la alimentación libre de fodmpas, acompaña estas muffins con

No te faltará energía en las próximas 3 horas y eso es muy importante porque mantenemos tu inflamación a raya y damos descanso al intestino por no tener la necesidad fisiológica de volver a comer tan seguido.

No dudes en comentarme si te ha gustado y más si tu intestino te lo ha agradecido.

Con amor ♥ Mª Ángeles Díaz

Aunque te parezca increíble te cuento como hacer y tomar estos Saquitos de Arroz para un Intestino Tranquilo

Imagina que estás en casa, has invitado a tus amigos a cenar y puedes comer lo que ellos sin ausentarte corriendo para ir al baño más cercano!!

...y sí, ¡¡me he vuelto majara!! ejjeej Te preguntarás, ¿qué son esas cosas blancas? Me las dio mi hermana, son obleas de arroz y llevo varias semanas pensando en cómo hacer una receta apta para ti y tu intestino irritable.

Es verdad que tenemos muchos alimentos que mejor ni mirar, no vaya a ser que nos pueda la tentación... pero también hay opciones!!! y aquí estoy para enseñarte ésta.

Te aseguro que puedes comerlo tranquilamente, eso sí.... no tientes a las salsas y si ves que te va a ocurrir piensa en alguna que tú sí puedas tomar, tipo... mayonesa o cualquiera de los patés que te compartí la semana pasada.

¿Lista? Vamos al lío. La bandeja para compartir tiene:

- Saquitos de arroz rellenos de atún con huevo
- Arroz al cúrcuma
- Saquitos de verdura con pollo

Las obleas de arroz son otra forma de presentar comida sana. Solo tienes que ponerlos en remojo hasta que se ablanden, para después extenderlos en una superficie, pasarlos un papel de cocina para que absorba el líquido sobrante y rellenarlos con las opciones que hayas elegido. A mi personalmente no me gusta mucho su olor pero una vez rellenos están buenos.

Ahora te toca a ti probarlos y decidir si te animas a invitar a los amigos. 🙂

Saquitos de arroz rellenos de atún y huevo

- 3 Obleas de arroz
- 1 Lata de atún en aceite de oliva
- 2 Huevos cocidos
- 2 Cucharadas de mayonesa
- Canónigos y rúcula
- 4 Cucharadas de arroz cocido

En este caso es fácil, ya que es la típica mezcla de huevos rellenos, al menos en mi casa. La mayonesa tiene que ser casera hecha con 3/4 vaso de aceite de oliva virgen extra, 1 huevo, sal y un chorrito de limón.
Las hojas de rúcula y canónigos se ponen al final antes de envolverlo todo junto. Y según vamos haciéndolos los reservamos.
Saquitos de verduras con pollo.

- 3 Obleas de arroz
- 1 Calabacín grande
- 4 Zanahorias
- 3 Filetes de pollo
- Cúrcuma en polvo.
- 2 Cucharadas de aceite de oliva
Tienes que trocear las verduras en forma de palitos de 1 dedo de largo de longitud. Intenta que sean del mismo tamaño y dora a la plancha por separado. Al pollo ponle al final la cúrcuma.
Monta los saquitos poniendo un poco de las verduras y del pollo. Cierra y listos.

Arroz con Cúrcuma

- Arroz
- Cúrcuma
- Huevo cocido
- Verduritas sofritas
- Aceite de oliva

Éste es fácil de hacer. Cuece el arroz (mucho mejor integral o quinoa) y cuando le quede poco agrega 1 cucharadita de cúrcuma, aceite de oliva y rectifica de sal.
A la hora de servir, yo le he puesto las verduras sofritas que me sobraron. Y listo!!
¿Alguna sugerencia que aportarnos?
Con amor ♥

Mª Ángeles

Hoy traigo estas 4 deliciosas recetas de patés caseros para que las disfrutes sin preocuparte de tus síntomas digestivos.

Paté de Calabacín, tahini y cominos

Paté de olivas negras, tahini y especias

Paté de calabacín y nueces

Paté de Zanahoria, tahini y almendras

Son aptas para todas las etapas del tratamiento del intestino irritable. ¿Lo mejor? que en la 1º etapa donde existen bastantes limitaciones, se podrían tomar como aperitivos, en el desayuno, o como segundos platos.
Yo las he tomado con zanahoria y apio, (me encanta cómo cruje, aunque no tanto su sabor, pero lo tomo), pero se pueden tomar de muchas otras maneras:

* Con pan almonde, unas hojas de canónigos, tortilla francesa y atún en plan "sandwich vegetal"
* Con pan etíope que estoy al tanto de hacerle próximamente.
* Como salsas que acompañan a burritos con hojas de arroz...

Imaginación al poder!!!

¿Te cuento cómo los he hecho y qué es lo que lleva cada uno?

Paté de calabacín, tahini y cominos

150g de calabacín sofrito en aceite de oliva.
1 cucharada sopera de tahini (crema de sésamo tostado)
Zumo de limón
Perejil o cilantro
1 cucharadita de cominos molidos
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Sal

Paté de Olivas negras, tahini y especias

150g de olivas negras sin hueso
1 cucharada sopera de tahini
Tomillo y romero molido
Zumo de limón
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Paté de calabacín y nueves

150g de calabacín sofrito en aceite de oliva virgen extra
10 nueces peladas
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Tomillo molido
Sal

Paté de zanahoria, tahini y almendras

150g de zanahoria cocidas y escurridas
1 cucharada de tahini
2 cucharadas soperas de almendra molida
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Solo necesitamos una batidora potente, vitamix, o thermomix.
Una vez que hayamos sofrito muy bien el calabacín (bien lavado) y cocido la zanahoria, lo reservamos y vamos paté a paté o si solo quieres hacer un par de ellos, pues perfecto.
Agrega los ingredientes del que hayas elegido y tritura bien. Yo lo dejé con grumos porque me gusta que no quede suave, pero tú hazlo como más te apetezca.
Cuando esté triturado reservalo en un bol, y haz tus palitos de zanahoria, apio, calabaza... y a nutrirse!!

Están más ricos pasado un par de días, donde todos los ingredientes se han mezclado el sabor se potencia.

¿Cuál te gusta más? ¿Crees que se puede mejorar? Compártelo, así mejoramos la receta entre todos. 😉

Esta receta de Bacalao con Salsa de Mango y Espárragos Trigueros la cocinamos una navidad para sorprender a unos amigos que venían a casa. ¿Qué crees que pasó? Que lo conseguimos y mucho, el suave sabor y textura del bacalao se mezcla con la salsa dulce de mango y te encuentras las semillas como sorpresa cuando masticas alguna de ellas.

Así que ya sabes, tengas o no invitados ésta es una receta muy sencilla y sabrosa para sorprender. Añade una buena ensalada de varias verduras crudas y darás el toque perfecto a este plato combinado.

Lista de ingredientes:

  1. 1 Ración de Bacalao fresco 220g
  2. 1/2 unidad de Mango
  3. 1 Ración de Espárragos verdes 125g
  4. 1 cucharada sopera de Aceite de oliva Virgen Extra
  5. Una pizca de Semillas de Chía para decorar

Preparación:

Nos ponemos manos a la obra y empezamos con la salsa de mango. Cogemos la mitad y pelamos; le troceamos finito y le ponemos a fuego bajo con 1/2 cucharada de aceite y sal marina. Cuando se forme una pasta semilíquida está listo, lo partamos y reservamos. El baca­lao le pasamos por la plan­cha, a fuego fuerte por donde tiene piel y suave por donde no hay piel, sin sal.

Los espárragos partidos por la mitad a la larga (para que se hagan más rápido) los pasamos también por la plancha sin sal.

Cuando ya esté todo fuera del fuego agregamos la sal marina y emplatamos: el bacalao junto con los espárragos y el toque de color de la salsa de mango encima del bacalao. Y para rematar las semillas de chía por encima.
> Si tenéis dudas de hacerla o no, os anímo a que la cocinéis, porque es una mezcla de sabores que sorprende.

¿La has cocinado? Pues cuéntanos tu impresión.

El mejor acompañamiento para estos Calamares en Salsa es un buen plato de verduras crudas en ensalada, o cocinada, o si preferimos meter cereal, un arroz cocido con verduras sería una opción muy acertada.

150g de Calamares
1 cebolla pequeña
1 vaso de caldo de pescado
1/2 vaso de vino blanco
3 cucharaditas pequeñas de tomate frito
Azafrán
1 cucharada de Aceite de oliva Virgen Extra

Preparación:

Pochamos la cebo­lla en su jugo con sal y tapa. Cuando vaya estando aña­di­mos los cala­ma­res. Des­pués el vino, el caldo de pes­cado, el tomate frito, el aza­frán y que cueza 30 minutos.

Listo para el dis­frute salu­da­ble y con cuchara.

Esta Lasaña de Calabacín y Ternera es ideal para introducir la verdura a los más peques. Vamos a cambiar las típicas láminas de lasaña de trigo refinado, por unas finas lonchas de calabacín. De esta manera, aprovechamos a tomar verdura enriqueciendo el plato con más micronutrientes y evitamos los efectos nocivos del trigo refinado.

Cambiarlas por otras láminas de otros cereales, nos quitaríamos el gluten, pero la Carga Glicémica sería bastante más alta que esta Lasaña que os proponemos.

El Queso le hemos puesto de Cabra, se supone que tiene una mejor tolerancia, pero si tienes alergias o alguna enfermedad autoinmune es mejor que no lo añadas. En su lugar puedes añadir harina de almendra para que se tueste en el horno.

Como siempre somos partidarios de que la carne y la verdura sea ecológica.

Vamos a por ella!!

Lista de ingredientes:

Pochamos la cebolla y el puerro con sal marina y la tapa, sin aceite. Cuando vaya estando agregamos el aceite y la carne picada. Después el tomate. Corregimos de sal.

El calabacín lavado y fileteado fino, le reservamos.

En un bol apto para horno, alternamos capa de carne, capa de calabacín, capa de queso rallado, capa de carne, capa de calabacín, capa de queso rallado. Para terminar con el queso.

Otra manera de hacerlo más rápida es poner toda la carne de una vez, capa calabacín, queso, capa de calabacín y queso.

A gratinar al horno y a comer rico rico.

Los huevos en enformasana son un alimento que solemos recomendar mucho, en caso de no tener alergia. Es una muy buena fuente de proteínas de alto valor biológico, aporta colina que es  imprescindible para tener la homocisteína controlada, son ricos en Vit A, E, D, B12, acido fólico, B5, biotina y minerales como el zinc, fósforo, hierro, selenio…

Hay mucho miedo a consumir huevos por el tema del colesterol, pero cada vez son más los estudios que afirman que nuestro cuerpo se frena en formar colesterol endógeno cuando lo consumimos. Además que el problema de las enfermedades cardiovasculares no es tanto del colesterol sino de la Inflamación crónica de bajo grado que tiene la persona. Pero de esto ya hablaremos en el blog.

Ahora os dejo con los Huevos Menuditos. Poned imaginación y hacerlos como más os gusten.

Lista de ingredientes:

Preparación:

En un vaso ponemos flim transparente y ahuecamos, cascamos el huevo y le ponemos dentro. Añadimos ajo, perejil y un chorrito pequeño de aceite de oliva virgen extra. Cerramos el film y metemos el huevo en un cazo con agua hirviendo.

Preparamos de la misma manera el 2º huevo, pero en éste añadimos una pizca de pimentón y jamón muy picadito y el aceite. Le cerramos y le ponemos a cocer con el otro.

Después de 15 minutos, quitamos el film, emplatamos con una guarnición de verdurita y ya tenemos listos estos huevos tan menuditos.

Por mucho que nos cuidemos no podemos obviar que la fritura potencia los sabores. Hoy hemos cocinado esta carne ecológica segoviana acompañada de nuestro puré de zanahoria.
Hemos usado la harina de arroz para rebozar. Si no la habéis usado nunca no esperéis que se os quede crujiente como con la harina de trigo, porque no ocurrirá. Las albóndigas se quedan blanditas y muy ricas.

Para que se queden suaves hemos introducido una zanahoria cocida. Truquillo de mi madre, jej

Lista de ingredientes:

Preparación:

Mezclamos en un bol, la carne picada, el ajo, el perejil, el huevo batido y 1 zanahoria cocida y triturada. Hace­mos for­mas simi­la­res mien­tras el aceite se calienta. Las pasa­mos por harina de arroz, freimos y escu­rri­mos muy bien.

Para el puré, abremos cocido 1 zanahoria y 1/2 patata pequeña. Lo trituramos y al sevir añadimos la sal, el chorrito de aceite por encima y las albóndigas recién fritas.

Durante el invierno sus alimentos escasean y se resguardan e invernan, mientras que en las demás estaciones comen, duermen, corren, cogen el sol… más en consonancia con la naturaleza imposible.

Por eso su carne, su grasa, no tiene nada que ver con los animales que no se mueven, comen pienso y están encerrados en grandes naves sin ver el sol ni un día de su vida.

Este Venao en salsa es una buena opción para comer de octubre a diciembre, calentito, de temporada y de calidad.

Lista de ingredientes:

Preparación:

Pochamos la cebolla y el puerro con sal y con tapa en lo mínimo. Añadimos después el venao y dejamos que se haga unos minutos.

Añadimos despues la zanahoria, el vino, el agua, las especias y el aceite de oliva. Lo ponemos en una olla a presión durante 20 minutos y ¡listo para comer!

enformaSana · Nutrición Clínica Personalizada
Nutrición Funcional para recuperar el estilo de vida
usersspell-checkdiamonddinnerthumbs-upquestion-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram