Nutrición Clínica Personalizada

Seguro que estás cansado de desayunar lo mismo un día tras otro. La misma rutina te lleva a coger esas galletas (repletas de grasas y azúcares) una mañana sí y otra también. Varías quizás intercambiando con magdalenas o bollos varios, que finalmente te dejan mayor sensación de insatisfacción. Quizás pienses que soy una exagerada, quizás pienses que tu cuerpo no te ha dado ninguna señal por la que tengas que dejar de tomarlos, seguro que los comes porque te gustan y no porque te llaman. Estás pensando que podrías dejar de comerlos siempre que quieras y te lo propongas. Estoy segura de ello.

Por eso, Mis Tortitas de Avena, que aceptan un montón de alternativas… quizás te hagan dar el paso… sí, quizás… lo que dicen… si entra por los ojos, está el cielo ganado, ejejjej.

Y como mi compromiso es acercarte a una alimentación saludable pero no aburrida, sino apetecible, disfrutona que puedas satisfacer tanto la parte visual como fisiológica… pues aquí ando cumpliendo sueños: los de comer rico y sano al mismo tiempo.

En mis consultas, salen muchas versiones, te las cuento más adelante.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 1 plátano
  • 1-2 cucharadas de copos de avena
  • Miel
  • Más fruta

Preparación:

Solo tienes que romper con el tenedor el plátano, unir con el huevo batido y la cucharada de copos de avena. Sartén a fuego suave y se hacen como cualquier otra tortita.

# Versión muffin: si le añades un poquito de bicarbonato y lo pones en una taza al microondas, te sale una magdalena al instante. 4-5 minutos

# Versión muffins de chocolate: si antes de meterlo en el microondas, le pones una onza de chocolate, ummmmm

#Versión americana: usa solo ½ plátano triturado, la otra ½ trocéala y añade por encima de las tortitas una vez que ya estén hechas junto con un chorrito de miel cruda y canela.

#Versión inglesa: igual que la anterior pero además añade crema de cacahuete por encima. (crema que no tenga azúcares, ni grasas añadidas)

#Otra versión: Sustituye el plátano por una manzana pasada 3 minutos por el microondas. Júntalo con el huevo y la avena y haz las tortitas igual. Por encima canela y listo.

Estoy segura que tienes tu forma particular de hacerlas y soy todo oídos para ir ampliando en versiones.

Con amor Mª Ángeles

Esta sencilla ensalada es un ejemplo que suelo daros en consulta, cuando no hay tiempo de poneros a cocinar y no tenemos ni crema ni na de na en la despensa. O puede ser también, que sí tengas pero las opciones sanas sean pocas.
Siempre os digo que hojas verdes debemos tener en la nevera semana sí y semana también. Que teniéndolas en nuestra despensa, las usaremos si o sí.

En esta receta no me he complicado mucho. En lo que tardas es en pelar la naranja. Nada más.

Te paso aquí la ficha de los Canónigos por si quieres saber más sobre estas hojitas tan verdes. Y la recetilla que espero que te resulte simple y rica.

Ingredientes:

  • Hojas de canónigos
  • Semillas de calabaza
  • Semillas de sésamo
  • Semillas de chía
  • 1 Naranja por persona
  • AOVE (aceite de olive virgen extra), vinagre y sal

Y si quieres darle más color, añade:
- remolacha cocida
- 1/2 granada

Si tienes Anemia esta ensalada es ideal, si no comes carne o comes poca también lo es.
Si estás nerviosa o ansiosa a la hora de la cena, esta sería una opción muy favorable ya que es una planta de la misma familia que la valeriana y te vendrá genial su efecto relajante.

¿Alguna receta con canónigos que te apetezca compartir? Te espero en comentarios.

Con amor Mª Ángeles

¿A quién no le ha llamado la atención la crema de cacahuete que los americanos consumen casi a todas horas? En cualquier película típica americana puedes ver como lo toman en sándwiches o sobre pan. Pues bien, parece que la moda de las cremas de semillas y frutos secos están llegando a nuestro país, y vienen para quedarse y una de ellas es el Tahini o Crema de Ajonjoli.

Recuerdo el primer día que probé el tahini….sentí una pasta en mi boca que se me quedaba pegada por el paladar y por los dientes, resultándome difícil el seguir masticando. Jajaja Pero creedme que engancha. Hoy no hay día que no coma tahini. Lo adoro.

¿QUÉ ES EL TAHINI?

Es una pasta que se hace a partir de semillas de Sésamo, ya sean crudas o tostadas molidas junto con agua y sal o aceite de sésamo y sal. Tendrá muchos más nutrientes si lo compramos o hacemos con las semillas crudas, pero mi recomendación es si te estás iniciando en éste tipo de cremas, compra las semillas tostadas porque está mucho más rico.

Se le conoce como tahin, tahina, mantequilla de sésamo, crema de sésamo, mantequilla de ajonjoli...

Se usa mucho en la cocina asiática, de Oriente Medio, y en la cocina árabe del norte de África. Algunas recetas con tahini o sésamo son el Humus (crema de garbanzos con sésamo), Gomashio (pasta de sésamo y sal marina), Haval(turrón de sésamo)

¿POR QUÉ COMER TAHINI?

Efectivamente, no estaría hablando de este alimento si no fuera rico, nutricionalmente hablando, veamos sus propiedades:

Destaca sobre todo su cantidad elevada de Calcio (hasta 975mg en 100g, mientras que la leche tiene 120mg), de Magnesio, de Cinc, Potasio, Cobre y Fósforo.

Crema muy rica en proteína con todos los aminoácidos, incluida la metionina, por lo tanto es ideal para niños, deportistas, embarazo y lactancia...

Contiene bastante fibra soluble luego ideal para casos de estreñimiento y no solo eso sino que esta semilla es fiendly fodmap.

¿CÓMO COMER TAHINI?

Es un alimento muy versátil, queda bien con casi todo:

  • Puedes comerlo sobre pan de centeno integral solo o ponerle por encima miel de calidad, queso de cabra, huevo cocido, aguacate, plátano y canela...
  • Usarlo como aderezo en las ensaladas.
  • Humus con palitos de zanahoria.
  • Comerlo como acompañamiento de carnes y pescados.
  • En los bocatas de los más peques junto con pavo y canónigos.
  • En los porridge de avena del desayuno.
  • Como ingrediente de galletas, panes o bizcochos, para hacer nocillas caseras...
  • Para enriquecer bebidas vegetales.

¿LO HAGO O LO COMPRO?

Puedes elaborarlo tú misma, si tienes un buen procesador de alimentos.

O bien puedes encontrarlo en cualquier tienda física u online de alimentos ecológicos.

¿Te animas a prepararlo? Pues te lo cuento:

  • 2 tazas de semillas de sésamo tostado, si es ecológico mejor.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Una pizca de sal, si es marina mejor.

Ponemos las semillas en el procesador de alimentos y empezamos a triturar. Pasados unos minutos veremos que se quedan las semillas rotas en las paredes del procesador. Paramos cada 10-15 segundos y con una lengua de gato vamos bajando la crema de sésamo que se va formando. Cuando veamos que está muy espesa, añadimos las 2 cucharadas de aceite de oliva y la sal y seguimos triturando - parando - moviendo - y así hasta que la consistencia que obtengamos nos guste.

Podemos añadir unas cucharadas de agua si vemos que nos está quedando muy espeso.

El tiempo máximo de triturado va a depender del procesador que tengamos, pero los 7-8 minutos no te los quita nadie, ejjeje.

Espero que disfrutéis del Tahii tanto como yo!!

Con ♥ Mª Ángeles Díaz

Granola rica

Dentro del boom de nuestros supermercados por acercarnos todo lo que según ellos es sano….llega a los stands ¡la granola! Cargadita de azúcares y grasas.

Y es que es ésta precisamente la diferencia con el muesli. El muesli lleva copos de avena, frutos secos y fruta seca, fin. No lleva añadidos de azúcar ni grasas, lo que puedas ver en sus etiquetas es propio de los alimentos que la componen. Y están crudos, nada de tostados ni fritos.

Mientras tanto la Granola además de los ingredientes que pueden coincidir con el muesli, tiene un añadido de azúcares y de grasa, lo que aumenta su palatabilidad, vamos que está más rico.

Doy por hecho que buscamos la mejor opción y no puedo sino recomendar hacerla en casa porque las granolas de los súper, dejan mucho que desear. O usan grasas no recomendadas, o apenas tienen frutos secos por lo que para eso compra copos de avena y punto, te saldrán más baratos; o añaden azúcares, fructosa, siropes…

Si la hacemos en casa tenemos mil opciones. Hace unas semanas subí la receta de la granola a mi Instagram, ya que en Navidad se me ocurrió la idea de cocinarla y regalarla a mis compis de curro. Y como ha sido todo un éxito, aquí va, para que todos los que me habéis preguntado tengáis la receta. Así que granolita rica de enformasana para desayunar, o como tentempié de media mañana o tarde. Sano, sanísimo.

También hace unos años hice mis primeras granolas, la más rica se me borró de la web, sorry y no me la apunté en ningún lado. Pero sí tengo ésta otra Granola con puré de calabaza. Quien quiera más ideas, aquí hay otra.

Si estás controlando tu peso, es preferible que añadas más avena y menos frutos secos o semillas. No es que no los añadas, pero algo menos de lo que te propongo. Y si lo que pretendes es tomar algo contundente, cargado de nutrientes entre ellos grasas saludables añade más frutos secos y más aceite de coco. Queda increíble de sabor. Yo solo aviso, ejejeje

INGREDIENTES

  • 2 tazas de copos de avena.
  • 1/3 taza de semillas de lino
  • 1/3 taza de semillas de sésamo
  • 1/3 taza de semillas de chía y amapola
  • 1/3 taza de fruta seca, tipo uvas pasas y arándanos
  • 1/3 taza de frutos secos varios, tipo almendra, avellanas, nueces…
  • 1/3 taza de semillas de calabaza y semillas de girasol
  • 2 cucharadas de amaranto (opcional)
  • 1 plátano o 2 si quieres que se apelmace más.
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharada de miel colmada

PREPARACIÓN:

Es muy sencillo, los ingredientes secos se ponen en un bol todos juntos.

Por otro lado pasamos la batidora al plátano, aceite de coco y miel. Éste puré le añadimos a los demás ingredientes, mezclamos bien y extendemos en papel de horno, bien separado. 15 minutos a 180ºC y bajamos la temperatura a 160ºC y movemos la granola para que se tueste por todos los lados.

El punto de tostado, el que os guste a cada uno. Yo con 30 minutos, suficiente, pero también depende del horno. Usé la opción de solo ventilador, si ponéis la resistencia de arriba lo achicharráis y es una penaaa. Así que lo vais vigilando.

Contadme si lo probáis.

Con amor ♥ Mª Ángeles Díaz.

No hace tanto tiempo que nuestras madre o abuela se encerraban en la cocina y como por arte de magia empezaba a salir un olorcito agradable, con sustancia, como decían que "reanimaba a los muertos". Hoy después de investigar unas semanas quiero hablaros del Caldo para el Intestino Irritable.

No es que me haya yo inventado un caldo, no, es que resulta que el caldo de toda la vida ese que se hacía con huesos de los animales, restos de carne y restos de vegetales, en una gran cacerola, a fuego lento y casi durante todo el día; ¿os acordáis? Pues ese caldo es súper beneficioso para nuestro intestino. No solo porque regula la producción de ácido clorhídrico, sino porque facilita la digestión de proteínas como la del trigo, avena, cebada, de las legumbres, proteínas lácteas, así como la proteína de la carne.

¡¡Es fantástico!! No estoy diciendo que todos los síntomas propios del SII se vayan a solucionar, pero tomar de manera frecuente este tipo de caldo casero es una maravilla para ayudar de manera consciente a la digestión.

Cada vez se sabe más sobre la problemática que acarrea tener el sistema digestivo enfermo. Y es que si no digerimos bien, no absorberemos lo que comemos, generando sintomatología de deficiencia o problemas de intolerancias digestivas, cansancio, desnutrición, perdida de peso, mala desintoxicación hepática entre otras muchas posibles afecciones.

Y si a todo esto le sumamos una hipepermeabilidad intestinal, entrarán proteínas sin digerir al torrente sanguíneo junto con restos de bacterias y otros sustancias, generando una endotoxemia generalizada que activa a nuestro sistema de defensas potenciando la sintomatología de las enfermedades autoinmunes como la celiaquía, la artritis reumatoride, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa...

El caldo que hagamos va a tener un gran componente nutritivo muy cercano a los nutrientes que existen en los ingredientes que usemos. Si ponemos huesos grandes y pequeños, nuestro caldo va a contener minerales como el calcio, fósforo, magnesio, azufre fluoruro, sodio, potasio, sulfato de condroitina, sulfato de queratina, ácido hialurónico, y aminoácidos propios del colágeno como la prolina, la glicina y la lisina.

El uso más común que se le ha dado al caldo es para las articulaciones, para combatir la flacidez de la piel, para los problemas de osteoporosis y es que todo el colágeno y las sales minerales que tiene el caldo nos nutre a todo nuestro tejido conectivo.

Partiendo de la base de que el tratamiento para un SII comienza con una alimentación bastante restrictiva al menos 1-2 meses, la toma de caldo de huesos nos asegura un plus de nutrientes. Pasaría lo mismo para los que no tomamos leche ni productos lácteos a diario:

caldo de huesos frecuente + deporte de intensidad = huesos fuertes

Cuanto más tiempo tengamos los ingredientes a cocer más nutritivo será el caldo.

Si partimos de agua fresca, tendrá más sabor, igual que si doramos los huesos previamente en la sartén u horno.

Se agrega unas cucharaditas de vinagre de manzana para que salgan los minerales (bases) más fácilmente de los huesos.

Cuando empiece a hervir, se retira la espuma.

Mejor en un cazo, como toda la vida. Parece ser que se genera una conversión de un aminoácido problemático para el hígado, riñón y sistema nervioso.

Cuando he dicho a varias personas que estaba probando hacer caldo de huesos, me ha sorprendido ver caras de.... "en serio, qué asco", pues tengo que deciros que no hay nada más ancestral que un caldo!! y no me refiero que la receta sea paleo o no paleo. Me refiero a que mi propia abuela como muchas otras lo hacían, más que nada porque no había otra cosa. Puedes llamarlo Caldo de Huesos o Caldo de Otoño, da igual hecha más o menos huesos en función de tus preferencias, pero cuantos más añadas y más tiempo lo cuezas, mucho más valor nutricional tendrá.

Receta:

Te voy a contar la forma que he tenido de hacerlo en las 2 veces que lo he cocinado.

Por un lado huesos* grandes de ternera o cordero o hueso de jamón (alimentados con pasto es lo ideal) los ponemos en una cacerola a presión.
Los huesos* pequeños de aves de corral, los ponemos en otra normal.
*Los huesos pueden tener carne o no, piel o no, como queráis.

Agua fría, cubrimos bien ambas cacerolas.

Agregamos las 2 cucharaditas de vinagre de manzana o zumo de limón a cada cacerola.

A la olla exprés le pongo una cabeza de ajos entera, 1 cebolla entera y laurel. A hervir. Sin tapa.

A la cacerola normal le pongo laurel y verduras que tenga en casa: zanahoria, puerros, apio... A hervir. Sin tapa.

Cuando forme la espuma propia de cocer carne, retirar de ambas cacerolas.

Tapar la olla exprés bien. Y dejarla que suba la válvula y poner en el mínimo unas 2 horas (si es más perfecto).

La cacerola normal ponerla en el mínimo cuando rompa a hervir, tapar y dejar el mismo tiempo.

Pasado este tiempo, cortamos la olla exprés y dejamos que deje de sonar y se enfríe un poco. Pasamos por el grifo y nos aseguramos que no hay vapor dentro. Abrimos y unimos ambas preparaciones en una única olla y dejamos otro rato hervir. Lo que queramos.

Cuando acabemos lo colamos y a la nevera.

Pasadas unas horas o al día siguiente, retiramos la grasa que está por encima y sorpresa!!! es gelatina!!! jejeje

Guardamos en recipientes o botes de cristal y unos a la nevera y otros al congelador, listos para usarlos.

Nada que ver con las gelatinas o los caldos de los supermercados, más que nada porque no aportan los nutrientes que los caldos de toda la vida y además están repletos de glutamato monosódico y otros aditivos que no los queremos en nuestro organismo, yo al menos no.

Usos del caldo

  • Lo más común sería calentarlo en un cazo y tomarlo como primero.
  • Puedes hacer cubitos de hielo de caldo y sacar según los necesites para las legumbres, para los guisos de ternera, para dar sabor a unas patatas guisadas, incluso para poner un cubito a la hora de hornear carne o hacerla a la plancha. Recuerda que la carne, así como las legumbres las digerirás mejor al hacerlo.
  • Puedes hacer una sopa de fideos (sin gluten en el caso de SII o autoinmunidad)
  • Puedes hacer sopa de verdura o de carne.
  • También hay recetas de caldos de pescados, pero no lo he probado hacer.

Nada más por ahora, espero que os sea de gran utilidad y sobre todo que empecéis hacerlo, no es costoso y tampoco lleva tanto tiempo. Hay que dejar tiempo para hacer estas cosas porque nuestras células se pondrás súper contentas.

Y si quieres, cuéntame tu receta.
Con  Mª Ángeles D

Mis fuentes:

Koyama, et al. La ingestión de gelatina tiene un efecto diferencial sobre la densidad mineral ósea y el peso corporal en la subnutrición de las proteínas, Journal of Nutrition and Science of Vitaminology , 2000, 47, 1, 84-86.

www.townsendletter.com/FebMarch2005/broth0205.htm

www.westonaprice.org/health-topics/why-broth-is-beautiful-essential-roles-for-proline-glycine-and-gelatin/

Lubec, G, et al. Isomerización de aminoácidos y exposición a microondas, Lancet , 1989, 2, 8676, 1392 - 1393.

Prudden, JF, La actividad biológica de preparaciones de cartílago bovino, Seminarios en Artritis y Reumatología , 1974, III, 4, 287-321.

Samonina G, et al. Protección de la integridad de la mucosa gástrica por gelatina y péptidos simples que contienen prolina, Pathophysiology , 2000, 7, 1, 69-73.

¿Y si preparar la cena fuese “El Momento” en el que demos paso a la expresión de la Creatividad? En esta entrada “Más que Bowls para cenar” quiero invitarte a esta posibilidad. ¿Me acompañas?Veo las redes repletas de fotos maravillosas sobre alimentación. Todas ellas van mucho más allá de comida, te transportan a otro mundo, repleto de colores, de combinaciones de texturas y sabores que te envuelven en un viaje etéreo.

Luego vuelves a la realidad y ... ¿por qué tanta diferencia? está claro que la comida real es sencilla y que las mejores formas de cocinado también lo son.... pero ¿por qué no alimentar nuestros sentidos con cada elaboración?

Pues esta ha sido mi reflexión de hoy y me he propuesto confeccionar Bowls para que también nosotros entremos en éxtasis.

¿Qué te parece? Sí ya sé, me viene a la mente muchos pacientes que pensarán... pues yo con ésto no entro en éxtasis! jeejejj lo sé, pero pienso que es cuestión de darse el permiso y tener en cuenta que como objetivo primordial está el cuidar de nuestro cuerpo.

Nuestro objetivo primordial es cuidar de nuestro cuerpo.

Así pues, mi primer Bowl es este que te muestro, el cual ni siquiera tiene un bowl decente, y es que tengo que comprarlos, me ha pillado la idea sin recursos, pero no iba a dejar que eso me imposibilitara el compartirlo hoy contigo.

¿Qué te parece que las cenas de este verano consistan en diferentes bowls? Voy a pensar en ello, porque lo veo un reto muy "currete".

Se trata de confeccionar una combinación de ingredientes que hagan tu bowl completo nutricionalmente hablando. Debe de tener verduras varias que nos aporten las vitaminas y minerales imprescindibles para nuestro cuerpo, proteína completa, carbohidratos integrales y grasas saludables.

Tenemos un montón de combinaciones. Si quieres unirte al reto de los bowls no te pierdas las siguientes entradas.

Vamos con nuestro 1º Bowl:

Ingredientes
  • Lechuga verde
  • Granada
  • Tomate Kumato
  • Trigo sarraceno
  • Pechuga de pollo
  • Semillas de lino, girasol y sésamo
  • Pepino Holandes
Preparación

El trigo sarraceno lo cocemos 10 minutos y escurrimos.

El pollo cocido o a la plancha y lo troceamos.

Sacamos la granada de su cáscara y troceamos los demás ingredientes.

Y aquí es donde nuestra imaginación entra a participar!! juega con los colores para formar un bowl bonito, curioso y apetitoso.

Un buen aceite para rociar y las semillas que tengas en casa.

Puedes unir todo antes de comerlo o como en mi caso un poquito de alforfón, un poquito de pollo y un poquito de granada... y ahora un poquito de pepino ... Me encanta!!!

Cuéntame, ¿Te apuntas al reto?

Con amor Mª Ángeles Díaz

Cada día es nuevo, distinto al anterior, ¿porqué no acompasarnos con los ritmos de la vida? ¿Por qué desayunar lo mismo todos los días de la semana y todos los meses del año? Estas Tortitas de Alforfón Low Fodmap son mi nueva receta adicta. Te apuntas

En consulta rara es la vez que me encuentro con desayuno diferente a las típicas galletas con leche de vaca o la tostada de pan refinado con lo que sea y leche de vaca. Luego los que toman magdalenas junto a la leche (claro). Alguno toma algo de fruta y luego los que pasan de café cortado a café cortado a lo largo de la mañana.

¿Acaso si nos salimos de esos alimentos nos multan? ¡Qué daño hacen los hábitos que cogemos siendo niños! (ya me alargaré en otro post porque aquí hay canelita en rama 😉 )

Como os decía, ¿porqué no acompasarnos con los ritmos de la vida? Estamos en primavera, ¿porqué no poner colores en nuestro plato?Cuantos más colores más salud!

Incluso llevando una alimentación LOW FODMAP es muy importante variar todo lo posible entre los alimentos que sí se pueden tomar, de manera que evitemos déficit nutricionales, que ocurren sí y muy frecuentemente, incluso en personas sin problemas digestivos.

Y después del sermón, ejejjeej os cuento que estoy muy contenta porque el Trigo Sarraceno o Alforfón, que por cierto ya está incluido en mi despensa, es muy nutritivo y fácil de usar.

Si estás con la astenia primaveral, o muy estresado, o has sufrido infarto, o eres estreñida, o estás en exámenes o dando el pecho debes introducir este pseudocereal en tu despensa y empezar a usarlo.

La salud ni viene ni se va de golpe, es el resultado de lo que hagas en tu día a día o de lo que no haces

Así que ya lo sabes 🙂

Hay muchas recetas similares, en ésta te aseguras que si tienes SII (síndrome de intestino irritable) la puedes tomar tranquilamente. Goo!

Ingredientes
  • 100g Trigo sarraceno
  • 1/2 plátano
  • 50ml bebida de arroz o coco
Preparación

Es muy sencilla. Tienes que dejar el trigo sarraceno en remojo en agua caliente. Puede ser 10 minutos si vas con prisa como si lo dejas la noche anterior.

Cuando haya pasado el tiempo de remojo lo escurres bien y trituras junto con el plátano y la bebida vegetal.

Podrías añadir canela si gustas, incluso cacao.

Una vez que está bien triturado en una sartén pones una gotita de aceite, pasas un papel de cocina. Pones 1 cucharada sopera de la mezcla y extiendes hasta unificarla.

Hazlo a fuego suave sobre todo al principio, cuando le cojas el truco ya puedes hacerlas más rápidas.

Para darla la vuelta tienes que comprobar que los laterales empiezan a coger color. Mete tu paleta y verás como se da la vuelta genial.

Para esta cantidad te saldrán como 7 tortitas pero pequeñas.

Yo las he acompañado de fruta y canela, mi marido de mermelada casera. Pero si te has levantado con hambre, ponte crema de coco, almendras, semillas y listo para toda la mañana!!!

¿Qué te a parecido? ¿La vas a probar? Yo sé de muchas que estando a "dieta" estas recetas les da la vida!!!!!!

Con amor  Mª Ángele

Vamos a poner la imaginación activa como si fuesemos niños de nuevo!! Te presento esta Barca de Papaya cargada de omega 3, navegando en alta mar, deseando llegar a buen puerto y sirvir de "medicamento" para los dueños y los renacuajos de la casa.

Me encanta!! ejjeej, se me ha ido un poco, pero bueno la metafora la siento tal cual la he escrito. Comer es todo un arte, porque no se trata de calmar el estomago con cualqueir cosa. Cada día tenemos la oportunidad de pensar: ¿con qué quiero nutrir hoy mi cuerpo y el de mi familia? ¿unas proteínas vegetales? ¿un plus de grasa omega 3 para mi renacuajo así le ayudo en sus exámenes? ¿fibra para mi esposo que anda un poco "apretao"? jejeje

Es todo un arte, que podemos ir desarrollando poco a poco. Sí al final es lo típico: comer saludablemente. Pero así es un rollo pensarlo, ¿no crees?

Hoy te traigo esta receta apta para todos en casa. Se puede hacer de mil maneras y además de ser rápida es original para no tomar siempre lo mismo. Seguro que subo otras variantes, porque me parece muy resultona. 🙂

Y además es fodmap frienlhy por lo que ideal para proponerosla. Allá voy...

Ingredientes para 2 personas:

  • 1/2 papaya partida por la mitad
  • 1/2 filete de emperador a la plancha y troceado
  • 2 filetes de lomo de salmón fresco a la plancha y troceados
  • Unas gambas
  • Rúcula
  • semillas de amapola
  • Aderezo: sal, aceite o mayonesa casera.

Preparación

Hacemos los trocitos de pescado a la plancha y agregamos las gambas.

Mientras tanto vaciamos la papaya con una cucharadita y lo vertemos en un bol.

Añadimos todos los ingredientes, aderezamos y rellenamos la papaya.

Lista para tomar!

Hoy vengo con esta tarta untuosa de coco cuyo recuerdo te levantará de la cama, jeje.

Tiene un sabor dulce propio de la calabaza, del azúcar de coco, del choco y de la crema de coco. Pero lo que más me estuvo rico fue encontrarme trocitos de chocolate derretido, ñamñam!! en serio tiene tanta mezcla de sabores que cada bocado te trasmite distintas emociones.

Y cómo no, esta tarta untuosa de coco es amiga de nuestro intestino, que al final es lo que buscamos: Comer sano pero además que nuestro intestino irritable lo acepte y no nos haga ir corriendo al baño más cercano.

¿Y no engorda esta tarta?, pues kcal sí que tiene pero ésto no nos preocupa porque nuestro cuerpo necesita grasas saludables para su buen funcionamiento y esta tarta nos la facilita. No te voy a decir que te la tomes de una sentada, porque te sentaría mal, pero tómala y observa tu nivel de energía, verás como alargas la mañana a tope y tu digestivo trabaja cómodo.

Ésto es Salud!!

Ingredientes:

  • 130g de aceite de coco
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 1/3 taza de azúcar de coco
  • 1/2 taza de compota de calabaza
  • 1/2 crema de coco de lata (de la parte sólida)
  • 1/3 taza harina de coco
  • 1/3 taza almendra molida
  • 1/3 taza semillas de chía o lino molidas en el instante.
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharadas de canela
  • La ralladura de 1 naranja bien lavada
  • Unas almendras enteras
  • Unas avellanas enteras
  • Chips de chocolate de 80% de cacao

Preparación: 

Para la compota de calabaza, la pelamos, troceamos fina y ponemos en cacerola con una pizca de sal y un pelín de agua para que no se pegue. La vamos moviendo hasta que esté hecha y reservar.

Ponemos al baño maría el aceite de coco para atemperarlo. Batimos los huevos y unimos con el coco, el azúcar, la compota y la crema de coco.

Añadimos todos los demás ingredientes secos poco a poco menos los frutos secos y el chocolate que lo incorporamos al final.

Una vez que tengamos todo bien mezclado lo ponemos en un molde para horno. Yo siempre pongo papel vegetal en la base para luego poder sacarlo más fácilmente.

Lo horneamos 45 minutos a unos 120ºC y listo!!

Podemos servirla tal como yo te sugiero o bien en forma de barritas con un envoltorio de papel vegetal. La próxima vez que la haga la haré barritas y subo la foto.

Quedan muy ricas con un sabor intenso a coco, incluso frescor propio del aceite de coco a temperatura ambiente de marzo. 🙂

Ya me contaréis qué tal os sale!

Con amor Mª Ángeles Díaz

La banana o plátano macho es súper beneficiosa para el intestino. Por eso he pensado esta manera de presentarlo: en Milhoja de Banana para una Microbiota feliz.

No me digas que si te lo ofrezco... no lo cogerías ejjej

Hoy quiero contarte una anécdota de la banana. Se trata de los almidones que tiene en su composición. Si quisiéramos comernos la banana cruda prácticamente todo el almidón que tiene pasaría como fibra no podríamos absorberlo. Pero nuestra microbiota tampoco podría fermentar.

Cuando cocinamos la banana los almidones cambian su estructura y entonces podemos absorberlos y nutrirnos con ellos.

Pero estudiando los tipos de fibra que tienen estos alimentos se ha podido comprobar que tanto la banana como la patata, batata y en menor medida el arroz, tienen en su composición mucho almidón que al ser cocinado y seguidamente enfriado se consigue una estructura que no somos capaces de absorber.

Es lo que se llama Almidón Resistente y resulta que es un tipo de fibra que al estar en nuestro intestino y no absorberlo, alimenta a nuestra Microbiota y ésta se encarga de producir unos ácidos grasos súper beneficiosos para nosotros, uno de ellos el Ácido Butírico.

Se trata pues de cocinar los alimentos ricos en Almidón, seguidamente enfriarlos a ser posible en la nevera para cuando vayamos a consumir si queremos atemperar.

Verás como a partir de ahora repetiré estos conceptos y buscaré siempre activar este tipo de almidón en los alimentos porque es crucial la diversidad de la Microbiota intestinal para nuestra salud y si no la alimentamos es imposible mantenerla.

Vamos con la receta.

Ingredientes
  • 1 banana pelada y cortada en rodajas de 1 dedo de grosor
  • Aceite de oliva o coco para freír
  • Azúcar de coco
  • Leche de coco de lata
  • Canela molida
  • Frambuesas "Berry Good" al gusto

La verdad esque me gustan las recetas que no tengan muchos ingredientes. Me agobia no poder hacer la receta por faltarme algo de las listas interminables de ingredientes... jejeje

Así al menos ésta cumple todos mis gustos 🙂 Ahí va la preparación.

Preparación

Vamos a pelar la banana y trocearla en rodajas de como mucho un dedo de grosor. Las freímos en aceite o bien de oliva o de coco.

Las sacamos y en la tabla de cocina y con la ayuda de la base de un vaso los aplastamos y dejamos lo más finitos posibles. Y vuelta a la sartén hasta que cojan  un poquito de color.

Los sacamos agregamos azúcar de coco y canela por ambos lados y reservamos en la nevera, para que se forme el almidón resistente.

Por otro lado ponemos la crema de coco de lata (3 cucharadas soperas muy frías) en el vaso de la batidora y con las varillas las montamos (realmente no suben pero la consistencia es cremosa como en la foto). Aquí si quieres puedes poner más azúcar de coco, yo no lo puse.

Y a la manga pastelera.

Para emplatar ponemos una lámina de banana frita + coco + banana frita + frambuesa "Berry Good" o fresas o trozos de frutas...

Ahora se me viene a la mente un montón de opciones más. Esta que os comparto es muy sencilla, con un fuerte sabor a coco ya que no he usado mucho azúcar de coco.

Bueno... decidme qué os parece? Tener limitaciones con el Síndrome de Intestino Irritable no se ve tan mal si se pueden comer estas cositas, ¿no?

Con amor ♥ Mª Ángeles Díaz

enformaSana · Nutrición Clínica Personalizada
Nutrición Funcional para recuperar el estilo de vida
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram